sábado, 12 de septiembre de 2009

POLLO A LA MIRINDA DE NARANJA


POLLO A LA MIRINDA DE NARANJA
(para 2 personas humanas)

INGREDIENTES:

-1/2 Kg. De Pollo Troceado
- 1 Lata de "Mirinda" de Naranja
- 1 Cebolla
- 1 Cucharada de Crema de Champiñones
- 2 Patatas
- Perejil
- Pimiento Rojo
- Aceite de Oliva

Esta semana, la cosa va de tuneos y hoy le tocaba el turno a esta receta que copié descaradamente del blog de María.
No contento con ello, también plagié las patatas árbol de Sandeea para que el pollo no se sintiera tan solo.
Como se entere el Garzón ya verás la que me cae; que está la cosa del espionaje mu jodía.

El caso es que llevaba algún tiempo viendo por ahí recetas de pollo con salsas basadas en refrescos: que si pollo con Caca-Cola, que si pollo con MariTrini de manzana, que si pollo con Infanta de naranja.....
La verdad es que me llamó la atención el éxito cosechado por estas recetas en diferentes blogs de cocina, hasta el punto de querer hacer mi propia versión.

Mi primer impulso fué salirme un poco de la norma, y se me pasó por la cabeza hacer "Pollo con Red Bull". Se me ocurrió a primera hora de la mañana, antes de tomarme la medicación.
Después recordé que el eslogan de esta marca es "Red Bull te da alas", y me acojoné.
Me dió miedo que el pollo saliera volando, así que al final opté por el refresco de naranja.
Y creo que hice bien.

Jamás me hubiera esperado un resultado tan suculento.
Ahora comprendo su éxito.

ASÍN SE HACE:

Lavamos bien los trozos de pollo, los salpimentamos y los ponemos en una cazuela de base ancha con un poco de aceite de oliva con el fin de dorarlos.
Al mismo tiempo (para los que tengan 4 brazos), cortamos la cebolla en juliana y la añadimos a la cazuela.


Todavía no encendáis la campana, que este olorcito hay que aprovecharlo.
Rehogamos todo bien, y cuando la cebolla se nos insinúe con sus transparencias, añadimos una cucharada de polvo de crema de champiñones.
Volvemos a mezclar el conjunto y ahora sí, añadimos la lata de refresco de naranja.

Para que la receta no fuera un clon exacto de la de María, en lugar de Fanta me decanté por la insólita y cada vez menos frecuente Mirinda.
Muchos pensaréis: "pero si eso ya no existe!!".
Jejejejee, ¿cómo que no existe?

Costó su trabajito localizarla, pero aún sigue viva

Seguro que los más jovenes no han llegado a conocer la Mirinda, pero los que ya vamos peinando que otra cana (al que le quede pelo, claro) recordamos con nostalgia este refresco que marcó nuestra niñez.
Además, si juntabas unos cuantos aislantes de los que había bajo la chapa, te regalaban singles de Karina y de Miguel Ríos como estos:

Que recuerdos eh?

Bien. Pues dicho esto, ya podéis conectar la campana y poner la cazuela a fuego medio hasta que el pollo esté tierno y la salsa se haya reducido hasta adquirir una textura melosa.
Calculad unos 30 minutos, o como mucho media hora.

Mientras se hace el pollo, vamos con la parte más complicada y entretenida de la receta, que son las patatas árbol de Sandeea.
Para que salgan bien, es recomendable contar con una mandolina para conseguir rodajas ultrafinas, casi transparentes.

Como yo no tengo esos cacharros, pos lo hice a cuchillo, con mucho tacto, mucha concentración y mucha piedra de afilar.


La técnica consiste en introducir entre lámina y lámina una hoja de perejil, o lo que os venga en gana, siempre que sea fino, claro. A ver si ahora os va a dar el punto de meter un queso de tetilla entero, que no.

Además del perejil, yo hice la mariconadilla de los corazones de pimiento rojo, que además vienen a huevo para lo de S. Valentín.

Vale. Pues para hacer las patatas hay que poner una sobre otra a modo de sandwich y a hala:
a freílas.


El almidón de la patata hará las veces de pegamento, para que una vez fritas y escurridas, las patatas queden más o menos así:


¿Sigue ahí ese pollo?
Vale. Pues una vez esté en su punto de cocción, colocamos lo que son las tajadas en un plato y pasamos lo que quede de salsa y algunos trozos de cebolla por la batidora para obtener esta preciosa salsa de color naranja:


Acompañamos de las patatas árbol, y todo estará listo para montar un buen pollo como éste:


NOTA: Estaría mintiendo si no digo que esta es una de las recetas más soprendentes e inesperadamente ricas que he hecho ultimamente. Y muy sencilla.
Apúntatelo Miss Mostoles, que esta es váilda pa una persona sola. ¿No has visto los singles?

Cocinero en pruebas para esta receta: FEDERICO CACOLA