lunes, 17 de diciembre de 2007

MUSLOS DE CODORNIZ CON HIGOS Y REDUCCIÓN DE OPORTO


MUSLOS DE CODORNIZ CON HIGOS Y REDUCCIÓN DE OPORTO
(para 2 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 1 Docena de Muslos de Codorniz
- 2 Vasos de Oporto
- 4 Higos
- Sal
- Pimienta
- Cebollino

ASÍN SE HACE:
Fué muy grata la sorpresa que me llevé el otro día al descubrir en la sección de congelados una bandeja repleta de muslitos de codorniz.
Me pareció todo un acierto recopilarlos como si de un álbum de gretatest hits se tratara. Muy buena idea, si señor.
Todos sabemos que las pantorrillas son la parte más codiciada de dicha ave y que seríamos capaces de morir y matar por ellas.
Por las de Maribel Verdú o Emma Suárez también. Yo al menos.

Antes de que se me vaya el santo al cielo con pensamientos impuros, voy a explicaros la receta, que es bien fácil y muy rápida de hacer.
En primer lugar, lavamos bien los muslos y los dejamos escurrir en papel absorbente de cocina
Mientras se secan vamos a ir preparando la salsa, cuya elaboración tiene el mismo misterio que el final de Titanic, es decir, ninguno.
Solo hay que poner el Oporto a calentar y dejar que hierva hasta que su volumen se reduzca un 60% y tome aspecto acaramelado y meloso (como Titanic de nuevo)

A continuación ponemos una sartén grande al fuego con un buen chorro de aceite de oliva. Salpimentamos los muslos y los freímos a fuego medio hasta que se doren bien por ambas partes.
Antes de retirarlos del fuego, vertemos medio vaso de Oporto y flambeamos hasta que se extinga la llama.

Para presentar el plato, colocamos los muslitos uno a continuación de otro como si estuvieran bailando el can-can, regamos con la reducción de Oporto y acompañamos de unos higos abiertos como se muestra en la foto.


Ya sabeis que hay varios tipos de higos: higos biológicos, higo pródigo, el higo de la Pantoja, el higo de la novia, el grandísimo higo de p..., etc....
Para la ocasión yo he utilizado higos de la variedad "cuello de dama", que son los más ricos y si además son robaos de alguna finca, no es ningún secreto que saben todavía mejor.
Pero como aquí no hacemos apología de la delincuencia, mi eterna gratitud a mis amigos Julio y Ana que son los que de verdad me surtieron de estos exquisitos frutos.
Graaaaaaaaaacias amiguetes.

Cocinera en pruebas para esta receta: MAMEN BRILLO