viernes, 28 de diciembre de 2007

ZAMBURIÑAS AL HORNO


ZAMBURIÑAS AL HORNO
(para 4 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 2 Docenas de Zamburiñas
- 1 Tomate
- 1 Diente de Ajo
- 1 Pimiento Verde
-1/2 Cebolla
- 100 g. de Jamón
- Pan Rallao
- Perejil

ASÍN SE HACE:
Antes de empezar, conviene explicar un poco qué es la zamburiña. No es la chica de la canción de Juan y Junior, no.
La zamburiña es un molusco bivalvo muy típico de Galicia y con una fisonomía muy similar a la vieira., solo que más pequeña. Son parientes cercanos y si no me equivoco, creo que son cuñadas o algo así.
Ahora viene la pregunta.....¿y qué es una vieira?
Pos el que lo quiera saber que mire en la wikipedia, que yo soy listo, pero no tanto joé.
Solo os puedo decir que al igual que los punkis llevan chapas de los Clash y los Pistols, los peregrinos del Camino del Santi llevan conchas de vieiras colgás del pescuezo.
¿A que ahora si os suena?

Bien. Comenzamos abriendo las zamburiñas y seguidamente las pasamos por el chorro de agua fría para quitarles la arena, que por lo visto no se come. Yo la guardé en un frasco para que no se diga que soy el único pardillo del pueblo que no tiene tierras.
Una vez limpios los bichos, los reservamos dentro de su concha. La concha sobrante, podeis aprovecharla para haceros unas castañuelas o mejor aún, un bikini sexy que solo tape lo justo.
Continuamos cortando en pequeños trocitos toda la verdura: el pimiento, la cebolla, el tomate y el diente de ajo.

Ponemos una sarten al fuego con una cucharada de aceite y vamos haciendo un sofrito con toda la verdura a fuego suave.
Añadimos una pizca de sal, y cuando esté todo bien pochado, agregamos el jamón cortado en finas tiras y retiramos del fuego.

Ponemos el horno a 150 ºC y mientras se calienta, vamos depositando nuestro delicioso sofrito sobre las zamburiñas. Tampoco conviene rellenarlas mucho para no atenuar el exquisito sabor de estos moluscos.
Colocamos las zamburiñas sobre una bandeja, espolvoreamos pan rallado por encima y metemos al horno durante 15-20 minutos.
Cuando el pan rallao esté doradito, sacamos las zamburiñas, decoramos con perejil picado y una vez que la concha se enfríe un poco, pa dentro sin pensarlo.


NOTA: Aunque la foto de las zamburiñas es mía, fué mi hermana Silvia quien se curró la receta en su totalidad, así que todo el mérito es para ella.
Un fuerte beso, dear sister. Y a ver si vuelves pronto por Galicia y nos vuelves a invitar a degustar semejantes manjares.

Cocinera en pruebas para esta receta: MARIVÍ GAROS

miércoles, 19 de diciembre de 2007

TOSTA DE QUESO FRESCO A LA PLANCHA


TOSTA DE QUESO FRESCO A LA PLANCHA
(para unas cuantas personas humanas)


INGREDIENTES:

- 2 Tarrinas de Queso Fresco de 150 g.
- Pan de Molde
- 6 Palitos de Cangrejo
- 1 Tomate
- 1 Cebolla

-Mantequilla

ASÍN SE HACE:

Con las Navidades tan cerca y la presión asfixiante de no repetir los mismos canapés del año pasado, he querido rescatar una receta de mi antiguo blog que tuvo mucho éxito. Por lo menos en mi casa.
Y todo se lo debo a mi amiga Ccristina, que es de lo mejor que hay en toda Sevilla (Giralda incluida) y verdadera madre de esta receta.

Para empezar, untamos las rebanadas de pan con mantequilla y las doramos ligeramente en la sartén.
Ahora que me fijo, no sé por qué lo llaman dorar, si al final el pan se queda de un marrón más feo que to las cosas.

Seguidamente picamos finamente la cebolla y la sofreimos hasta ver que se queda transparente y empieza a desprender ese olor caracterísitico de la cebollita frita que nos arrastra sin remedio y que es capaz de abrir el estómago del más escuálido de los anoréxicos.
El que quiera, que se sirva la cebolla directamente sobre el pan y se lo coma. Para los más intrépidos, seguimos con la receta.

Cortamos el tomate en finas rondajas y vamos desenrollando los palitos de cangrejo como si nos estuvieramos liando un porro, pero al revés. No me gusta hacer publicidad, pero los palitos Krissia son ideales para esta receta porque no se rompen.
Además están muy ricos, que cojones.

Ya podemos ir montando los canapes poniendo primero la cebolla, después el tomate con un poquito de sal y por último la sabanita de cangrejo. Ni que decir tiene que el pan va debajo de todo lo demás. Ahora viene la parte difícil.

Ponemos una sarten a fuego máximo y mientras, vamos cortando el queso en lonchas de 1,7 cms aproximadamente. Lo vamos a hacer a la plancha.
¿Comorl?
No os preocupéis. Yo también puse la misma cara cuando mi amiga Ccristina me pasó la receta. Se puede hacer, pero es importantísimo que la sarten esté muy caliente para que no se pegue y quede un poco churruscadito, aunque sin llegar a quemarse.

Una vez tengamos listo el queso, lo ponemos sobre las tostas que hemos montado y sin avisar a nadie, nos lo vamos zampando a bocaos.


Muchos besos allá donde estés, Ccristina.

Cocinero en pruebas para esta receta: RAUL TRAMARINOS

lunes, 17 de diciembre de 2007

MUSLOS DE CODORNIZ CON HIGOS Y REDUCCIÓN DE OPORTO


MUSLOS DE CODORNIZ CON HIGOS Y REDUCCIÓN DE OPORTO
(para 2 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 1 Docena de Muslos de Codorniz
- 2 Vasos de Oporto
- 4 Higos
- Sal
- Pimienta
- Cebollino

ASÍN SE HACE:
Fué muy grata la sorpresa que me llevé el otro día al descubrir en la sección de congelados una bandeja repleta de muslitos de codorniz.
Me pareció todo un acierto recopilarlos como si de un álbum de gretatest hits se tratara. Muy buena idea, si señor.
Todos sabemos que las pantorrillas son la parte más codiciada de dicha ave y que seríamos capaces de morir y matar por ellas.
Por las de Maribel Verdú o Emma Suárez también. Yo al menos.

Antes de que se me vaya el santo al cielo con pensamientos impuros, voy a explicaros la receta, que es bien fácil y muy rápida de hacer.
En primer lugar, lavamos bien los muslos y los dejamos escurrir en papel absorbente de cocina
Mientras se secan vamos a ir preparando la salsa, cuya elaboración tiene el mismo misterio que el final de Titanic, es decir, ninguno.
Solo hay que poner el Oporto a calentar y dejar que hierva hasta que su volumen se reduzca un 60% y tome aspecto acaramelado y meloso (como Titanic de nuevo)

A continuación ponemos una sartén grande al fuego con un buen chorro de aceite de oliva. Salpimentamos los muslos y los freímos a fuego medio hasta que se doren bien por ambas partes.
Antes de retirarlos del fuego, vertemos medio vaso de Oporto y flambeamos hasta que se extinga la llama.

Para presentar el plato, colocamos los muslitos uno a continuación de otro como si estuvieran bailando el can-can, regamos con la reducción de Oporto y acompañamos de unos higos abiertos como se muestra en la foto.


Ya sabeis que hay varios tipos de higos: higos biológicos, higo pródigo, el higo de la Pantoja, el higo de la novia, el grandísimo higo de p..., etc....
Para la ocasión yo he utilizado higos de la variedad "cuello de dama", que son los más ricos y si además son robaos de alguna finca, no es ningún secreto que saben todavía mejor.
Pero como aquí no hacemos apología de la delincuencia, mi eterna gratitud a mis amigos Julio y Ana que son los que de verdad me surtieron de estos exquisitos frutos.
Graaaaaaaaaacias amiguetes.

Cocinera en pruebas para esta receta: MAMEN BRILLO

jueves, 13 de diciembre de 2007

PLUMP CAKE DE PISTACHO Y CHOCOLATE


PLUMP CAKE DE PISTACHO Y CHOCOLATE
(pa acompañar al cafelito)

INGREDIENTES:

-1 Paquete de Preparado de Bizcocho de Chocolate de 8 Raciones
- 100 g. de Pistachos

- 2 Huevos
- 2 Rebanadas de Pan de Molde
- 2 Cucharadas Soperas de Harina
- 1 Sobre de Levadura

- 100 g de Azúcar

- 1 Chupito de Cointreau

ASÍN SE HACE:
Ayer fué un día muy duro. Duro de verdad pa ser un pueblo, joé.
Llegué a casa con más estrés que el increíble Hulk en la cola de renovación del pasaporte y con peor humor que Fernan-Gómez, Pepe Sancho y el abuelo de Heidi juntos. Imaginaos.
Y de repente, recordé lo mucho que me relajó hacer mi primer bizcocho, así que no me lo pensé dos veces y me puse manos a la obra.

La cosa ya venía premeditada porque el día anterior me hice con los ingredientes principales con idea de elaborar el susodicho postre, así que compré un paquete de preparado de bizcocho de chocolate tal como éste....


....y unos estupendos pistachos que me cuidé de pelar con suma paciencia mientras me escuchaba el "Animals" de Pink Floyd, y sin caer en la tentación de comerme uno solo de ellos. Los puse en remojo con agua fría y a esperar al día siguiente.

El tema del chocolate lo tenía solucionado, pero ahora tocaba currarse la pasta de pistacho para lo cual puse en el vaso de la batidora 2 huevos, 2 rebanadas de pan de molde troceadas y sin corteza, azúcar, harina tamizada, la levadura y como no, los pistachos bien escurridos y sin rastro alguno de pellejo, igualito igualito que los hombros de los alemanes que vienen a veranear a España.
Ah!! También le añadí un chorrito de Cointreau para darle un toque canallita.

Puse la batidora en marcha y cuando la mezcla tuvo una consistencia parecida a la de la masa del chocolate, lo dejé reposar un rato.
Mientras tanto, encendí el horno dando un giro de 180 º (lo encendí de espaldas) y fuí preparando el molde, untándolo bien con mantequilla y espolvoreando harina por encima.
Ahora venía lo más difícil, que era alternar las diferentes masas en el molde de manera un poco arbitraria, poniendo especial cuidado en que no se mezclaran entre ellas.
En ese momento me dí cuenta de lo chungo que es ser repostero. Y si es repostero de guerra, ya ni cuento.
Lo siento, pero hice lo que pude.


Metí el molde en el horno sin quitarle ojo, no siendo que me hubiera pasado con la levadura y el bizcocho acabara atravesando la encimera. La primera impresión visual no presagiaba nada bueno, pero una vez que transcurrieron los 35 minutos de cocción y corté las primeras rebanadas, respiré aliviado viendo que no había quedado tan mal.


Y no solo eso. El plump cake estaba pa morirse.
No soy nada goloso, pero ya verás como al final le acabo cogiendo el gusto a esto de la repostería y no tardo en preparar otro bollito sorpresa.
Como diría Pocholo: "ya que estamos puestos........"

Cocinera en pruebas para esta receta: GUADALUPE LADILLAS

miércoles, 12 de diciembre de 2007

TALLARINES FRITOS 3 DELICIAS


TALLARINES FRITOS 3 DELICIAS
(para 4 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 250 g. de Tallarines al Huevo
- 1 Filete de Ternera de 150 g.
- 100 g. de Gambas Peladas

- 1 Calabacín

- 1 Zanahoria

- 1 Pimiento Verde

- 1 Cebolla

- Salsa de Soja
- Aceite de Girasol

ASÍN SE HACE:
Buenas taldes a todos. Ya echaban de menos a Ya-Ming Chao y sus tladicionales lecetas olientales ¿veldad?
Se estalán pleguntando pol qué este plato se llama 3 delicias si lleva muchos más ingledientes. Mielda!! Buena plegunta.
La veldadela lazón es que nada en esta vida es casual, y según divelsas doctlinas como el Ying-Yang o el Ping-Pong, todo está conectado.
Pol ese motivo los famosos lollitos se llaman "de plimavela". Si se fijan, la plimavela es una estación. Y pala estación, la de las Delicias.
Como en España se come a las 3, pues pol eso se llaman 3 delicias.
Que lebuscado eh?
La helmana de mi discípulo Julito (que es mi fan nº 1) se va a olinal de lisa con el lazonamiento.


Pala no enlollalme más, vamos a explical como se hace la leceta, que pol cielto es bastante similal a la que hicimos con los fideos chinos, pelo no idéntica. Los idénticos son los eulopeos, que son todos iguales.
Lo plimelo es ponel a cocel la pasta con suficiente agua con sal pala que no se nos quede seca como cuelda de cholizo.
Después coltamos el lesto de ingledientes en tilas alalgadas como si fuelan patatas de bulguel quin. Las gambas no eh? Poblecitas.
Tiene que quedal asín, como en letlato de abajo:


A continuación ponemos el wok a fuego muy fuelte con un cholito de aceite de gilasol y vamos añadiendo los ingledientes, pelo lespetando cielto olden.
Plimelo hay que ponel la calne y una vez que se dole, añadimos la cebolla y la zanaholia. Fleimos dulante un minuto y después incolpolamos el calabacín en tilas.
Espelamos otlo minuto más y pala telminal, echamos las gambas y el pimiento velde con la intención de cocinalos muy poco, que queden casi cludos.
Esto es mu impoltante si quelemos que la leceta salga bien. A vel si me voy a tenel que cableal y subilme a un tejado de un salto.

El siguiente paso es esculil bien la pasta, mezclal con el contenido del wok y lemovel todo el conjunto muy bien. Pueden llamalme puelco si quielen, pelo el wok no lo flieguen todavía que nos va a hacel falta pala el último paso.

Los tallalines tenemos que fleílos, pala lo cual volvemos a ponel el wok con el fuego a tope, un cholo de aceite de gilasol y cuando esté como blaselo de lucifel, ponemos la pasta en laciones individuales y añadimos una buena cantidad de salsa de soja. 30 segundos en el wok y listo pala comel.

Y yastá.

Cocinero en pruebas para esta receta: JULITO (otra vez)
Chef Indiscutible: YA-MING CHAO

lunes, 10 de diciembre de 2007

SOPA SEMI-DULCE DE POLLO CON MAÍZ


SOPA SEMI-DULCE DE POLLO CON MAÍZ
(para 4 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 1 Litro de Caldo de Ave
- 1 Pechuga de Pollo

- 1104 Fideos (ni uno menos)

- 1 Lata de Maíz

- 1 Cucharada de Maizena

- 1 Brik Pequeño de Nata Líquida

ASÍN SE HACE:
Hoy sopa. Como en el anuncio, salvo que ésta no es de sobre. Y que conste que no tengo nada en contra de los sobres, si acaso el asqueroso sabor que dejan las solapas al lamerlas.
Digo yo que en pleno siglo XXI ya podían haber inventado algo para solucionar este contratiempo.

Hemos puesto hombres en la luna ....¿y no somos capaces de inventar sellos con sabores? Pero ¿en qué mundo vivimos!!!!!? .....Ainsssssss.


Bien. Vamos a comenzar la receta poniendo el caldo a hervir y mientras, vamos cortando la pechuga de pollo en finas tiras y las salteamos ligeramente en una sartén con poquito aceite.
Cuando el caldo empiece a hervir, añadimos los 1.104 fideos y las tiras de pollo dejando que cueza (¿se dice "cueza" o "cuezca"?) 10 minutos más o menos.


A continuación añadimos la lata de maíz y el tetra brik de nata líquida removiendo bien y manteniéndolo a fuego medio.
Cuando digo lo de la lata y el tetra brik me refiero al contenido de dentro eh?
No vayamos a liarla, que esto no es una sopa de letras.


Seguidamente, disolvemos la maizena con un poco de agua hasta obtener una pasta que despues añadiremos a la sopa para espesarla un poco.
Comprobamos el punto de sal y continuamos con la cocción hasta que los fideos estén en su punto.

Y me parece que ya está. Fácil ¿no?


NOTA:
Yo siempre he sido muy de comer sopa aunque debo reconocer que hubo una temporada que era incapaz de probarla por miedo a encontrarme al pesao del Bustamante y sus infectos aullidos.
Y no me lo invento. Puede que sea una frase hecha pero doy fé de que este tío estaba hasta en la sopa. Por eso no la comía.


Ya son más leves, pero aún perduran en las orejas de muchos amantes de la buena música, los daños colaterales que provocó aquel acto de terrorismo musical llamado Operación Triunfo.
Ojala que no se repita. OT nunca mais

Cocinero en pruebas para esta receta: ALFONSO PADESOBRE

martes, 4 de diciembre de 2007

BACALAO A LA PORTUGUESA


BACALAO A LA PORTUGUESA
(para 4 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 400 g. de Bacalao Fresco
- 2 Patatas

- 1 Cebolla
- 1 Diente de Ajo
- 2 Huevos

- Aceitunas Negras
- Aceite de Oliva Virgen

- Mantequilla

- Perejil


ASÍN SE HACE:
Antes de nada, quisiera aclarar que he llamado así a la receta por generalizar un poco, ya que si hay un lugar en el mundo donde hay mil maneras de preparar un buen bacalao, es sin duda en casa de nuestros vecinos.
Y no me refiero a ese vecino del 3º que todos tenemos y que cuando cocina, inunda el patio con tóxicos efluvios de fritangas, no.

Os hablo de nuestros otros vecinos, los portugueses, auténticos expertos en la elaboración del bacalao, protagonista indiscutible de su gastronomía a lo largo de todo el territorio, empezando por Faro y terminando por Viana do Castelo.
Esa sí que es una ruta del bacalao guapa y no esa otra que se han atribuido los diferentes nengs y demás cantamañanas pastilleros.

Vamos a comenzar nuestra receta pelando las patatas y cortándolas en tiras muy finas del tamaño aproximado de una cerilla.


Bueno, tal vez he exagerado un poco. Lo que quería decir es que si se tiene que parecer a algo, que sea a una cerilla y no a un mechero ok?
Estas patatas las vamos a freir en abundante aceite de oliva, pero a fuego lentito para que no se nos chamusquen.
Mientras se frien las patatas, ponemos el bacalao en un cazo con agua fría. Lo ponemos a calentar y una vez que hierva, escaldamos el pescado durante un par de minutos. Lo escurrimos y lo reservamos.

A continuación, cogemos una cazuela (joer, ya van 3 cacharros) en la que vamos a derretir una cucharada de mantequilla y donde vamos a saltear el ajo en láminas y la cebolla en juliana hasta que quede transparente.
En ese momento, desmenuzamos el bacalao en escamas y lo incorporamos al sofrito.

Removemos todo el conjunto, comprobamos el punto de sal y seguidamente batimos dos huevos con dos huevos, es decir.....con energía, y los añadimos a la cazuela mezclándolo todo bien con el fuego ya apagado para que el huevo no cuaje del todo y quede jugoso.

Para servirlo, hacemos una base con las patatas fritas (sin escurrirlas mucho para que nos quede algo de aceite para mojar) y después colocamos el revuelto de bacalao por encima. Espolvoreamos con perejil picado y le añadimos unas cuantas aceitunas negras para que el resultado final sea así de sugerente:


Ya sabeis que también se come con los ojos. Yo al menos no me los quito para comer. Buen provecho.

Cocinero en pruebas para esta receta: JACOBO GAVANTE



lunes, 3 de diciembre de 2007

ENSALADA OCEÁNICA


ENSALADA OCEÁNICA
(para 4 personas humanas)

INGREDIENTES:

-1 Bolsa de Lechugas Variadas
- 1 Lata de Almejas Chilenas
- 150 g. de Langostinos
Cocidos
- 1 Paquete de Surimi

- 1 Diente de Ajo

- Cebolla Tostada Deshidratada

- Aceite de Oliva Virgen
- Vinagre de Jerez
- Zumo de Limón

ASÍN SE HACE:
Después de unas cuantas recetas con bastante contenido calórico y con las Navidades a un paso llega la hora de redimirse, expíar las culpas y currarnos algo ligerito, pero con clase.
A pesar de que solo tengo dos o tres ensaladas de cosecha propia, ésta es sin duda la más famosa entre mis comensales y por descontado, mi favorita.
La preparación es muy sencilla, aunque como diría Jack el Destripador, vamos por partes.

Comenzamos cortando un diente de ajo por la mitad y frotando con el mismo las paredes de la ensaladera o el recipiente donde vayamos a poner la ensalada.
Seguidamente vamos a elaborar una vinagreta digamos "espectacular" y yo creo que me quedo corto.
Para ello vamos a triturar el resto del ajo en el mortero y después añadimos un buen chorro de aceite virgen, unas gotas de zumo de limón, otras cuantas gotas de vinagre de jerez y por último (y esencial) el agua que contiene la lata de almejas.

A continuación abrimos la bolsa de las lechugas y antes de ponerlas en la ensaladera las troceamos un poco. Por lo general no hará falta pasarlas por el grifo, ya que suelen estar limpias, lavadas y peinadas. Algunas traen hasta la permanente hecha y no vienen con tacones de milagro.
Pelamos los langostinos y los agregamos a la ensalada junto a las almejas enteras y el surimi. Se puede hacer también con palitos de cangrejo, pero yo prefiero el surimi en hebras porque está mucho más jugoso y tiene más sabor.

Ya casi lo tenemos. Solo falta aliñar la ensalada con sal y añadir ese brebaje de dioses que tenemos en el mortero.
Removemos bien y a la hora de servirla, rematamos la faena espolvoreando sobre ella unos copos de cebolla tostada que suelen vender ya preparados y que han resultado ser toda una revolución para acompañar todo tipo de platos y sopas.
Para esta ensalada en concreto, van de lujo.


NOTA: El sabor a mar es tan intenso que para poder degustar esta ensalada, recomiendo ponerse unos manguitos o sentarse sobre un flotador en caso de no saber nadar.

Cocinero en pruebas para esta receta: JAVI NAGRETA

jueves, 29 de noviembre de 2007

ARROZ NEGRO CON CHIPIRONES


ARROZ NEGRO CON CHIPIRONES
(para 4 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 1/2 Kg. De Chipirones
- 2 Tazas de Arroz de Calasparra
- 1 Pimiento Verde
-1 Tomate
-1/2 Cebolla
- 2 Dientes de Ajo
- 1 Bolsa de Tinta de Calamar
- Caldo de Pescado
- Azafrán

ASÍN SE HACE:
Hola amigos. Hace algunas semanas, elaboré para vosotros y en este mismo blog, un riquísimo arroz con pedigrí al que quisimos llamar "Arroz Stewart" .
Para esta ocasión y al tratarse de arroz negro no he querido caer en la gracia fácil de llamar a la receta "Arroz Stevie Wonder" o "Arroz Zaplana", así que he preferido mantener su nombre original. Así no nos liamos.

Vamos a empezar poniendo la paellera al fuego con un chorrito de aceite de oliva para ir dorando los chipirones.
Esto es opcional, pero si los quereis flambear con un poco de brandy les vais a dar un toque muy especial.
Para la receta yo he utilizado chipirones rellenos que curiosamente y para mi asombro, venían rellenos de sí mismos!!!! Es alucinante. No sabía yo que estos bichos eran caníbales. La de secretos que encierra el mar eh?
Si nos pusiéramos en plan científico estaríamos hablando de "autocefalopodopófagos". Y ya sé que la palabra no existe, pero aquí estamos para innovar y además, yo he quedao de lujo.

Una vez que los chipirones estén bien doraditos, los retiramos y los reservamos para más adelante. En ese mismo aceite ponemos la cebolla y los ajos bien troceados, el pimiento cortado en cuadraditos y un tomate previamente rallado.
Pochamos el sofrito durante un par de minutos y seguidamente agregamos dos tazas de arroz (no me preguntéis la cantidad en gramos, que no tengo ni idea).

Rehogamos el arroz con el sofrito para que se impregne de sabores y después añadimos la bolsa de tinta y unas hebras de azafrán (que si no recuerdo mal era el nombre del caballo de Albano y Romina). Azafran, Azafraaaaan..... Era así no?
Echamos un puñadito de sal y vamos regando poco a poco con el caldo de pescado hasta que el arroz quede bien cubierto y estando bien al loro para que no se quede seco.

A media cocción añadimos los chipirones que teníamos en el banquillo y dejamos que el arroz se haga a fuego lento hasta absorba todo el caldo.
Dejamos reposar un par de minutos y listo para comer.

Cocinera en pruebas para esta receta: MARÍA ZAFRÁN

miércoles, 28 de noviembre de 2007

HUEVOS A LA JURÁSICA


HUEVOS A LA JURÁSICA
(para varias personas humanas)

INGREDIENTES:

-1 Docena de Huevos de Codorniz
- Pimentón

- Cebollino

- Aceite de Oliva

- Sal Maldon
- Cebolla Frita Deshidratada

ASÍN SE HACE:
Tenemos para hoy una receta un tanto experimental y al mismo tiempo muy vistosa que vista de lejos podría asemejarse a un nido de dinosaurio, salvando las diferencias claro está. Falta Spielberg con la gorra, que no quiso venir a posar para la foto porque tenía un compromiso con el puto erizo del anuncio de génesis.
Lo que nos faltaba. Otra peli de muñecos inmundos.

En fin, él se lo pierde.


Comenzamos poniendo agua a calentar y depositando en ella los huevos. Me refiero a los huevos de codorniz eh?

Conviene informar a los metrosexuales que ya hay técnicas de depilación menos dolorosas que el escaldado.


Mientras se van cociendo los huevos, picamos bien el cebollino y lo pasamos por la batidora junto a un buen chorro de aceite de oliva con el fin de obtener un delicioso aceite de cebollino (me acabo de herniar con el razonamiento).

Por otro lado, mezclamos otro poco de aceite con media cucharada de pimentón para conseguir aceite de pimentón (diossss, que vergüenza estoy pasando).


Vale. Pues solo queda esperar a que se cuezan los huevos que estarán listos en 15 minutos. Los pelamos con cuidado de no dañar la superficie de la clara y les hacemos un pequeño corte en la base para que asienten bien.


Para decorar el plato hacemos primero un pequeño zigzag con el aceite de cebollino y vamos colocando los huevecitos encima buscando cierta simetría entre ellos.
A continuación, ponemos una lágrima del aceite de pimentón sobre cada uno de ellos, unos cristales de sal Maldon y por último espolvoreamos con la cebolla frita.

Menudo aperitivo guapo que hemos preparado en apenas un rato y qué bonito nos ha quedado ¿verdad?












Me gustaría despedirme con unos versos de la tristemente desparecida (y casi jurásica) Gloria Fuertes que decían:

"_Aquí te espero poniendo un huevo; me entró la tos y puse dos_"
Genial. Como siempre.

Cocinera en pruebas para esta receta: INÉS CAROLA


martes, 13 de noviembre de 2007

CHORIQUESO


CHORIQUESO
(para 2 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 2 Tortitas Mejicanas de Maíz
- 100 g. de Chorizo Picante

- 100 g. de Mozarella
- 1/2 Cebolla

- Orégano

ASÍN SE HACE:
En primer lugar, mis disculpas por haber tenido el blog tan desatendido. A ver si me pongo las pilas, ya que estas últimas semanas he estado liadísimo organizando una reunión de antiguos alumnos del Instituto a los que aprovecho para mandar un saludo, y también ultimando los detalles de mi nuevo diario Erase Una Vez en Escocia que desde aquí os animo a visitar. Si os gustan los viajes, seguro que os mola.

Hablando de viajes, todavía tengo tortitas mexicanas que mi amiga Gemma me trajo de México......Claro.......¿De dónde si no? ¿Tortitas mexicanas de Nepal?
La verdad es que nunca pensé que aguantaran tanto tiempo en el frigo y como no quería ser reiterativo con las fajitas y los burritos, me acordé de un plato que comí una vez en un restaurante mejicano, que curiosamente tenía muchas connotaciones italianas.
La preparación es muy sencilla, ya vereis.

Comenzamos picando la cebolla y cortando el chorizo en rodajas no demasiado gruesas, pero que tampoco sean papel de fumar. No penseis que por cortarlas muy finas vamos a engordar menos.
Además, eso de ponerse a dieta como que no se lleva no? Que nadie se engañe. Lo escuálido no mola.
Yo antes estaba tan flaco que para darme la vuelta en la cama bastaba con que me diera un golpe seco en el pecho, como los cromos.
De lejos parecía un cortapichas, pero desde que descubrí el placer de comer bien, estoy muchos más prieto y desde luego, soy mucho más feliz.
Seguimos.

A continuación ponemos a calentar una sartén impregnada ligeramente con mantequilla y sobre ella colocamos dos tortitas, recortándolas un poco para que se adapten a la forma de la sartén. Ponemos por encima el chorizo, la cebolla, una pizca de orégano y cualquier queso que funda bien, como mozzarella o emmental.


Mantenemos la sartén a fuego medio y cuando veamos que el queso empieza a derretirse, ponemos encima las otras mitades de las tortitas.
Volteamos hasta que se doren bien por ambas partes y a comérselo calentito.


No esperéis a nadie. Viva la mala educación.


Cocinero en pruebas para esta receta: MELCHOR IZO

POLLO CON CIGALAS


POLLO CON CIGALAS
(para 4 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1 Pollo Troceado
- 8 Cigalas

- 1 Tomate

- 1 Diente de Ajo
- 1 Cebolla

- 1 Vaso de Brandy
- Pimentón

- Azafrán
- Harina


ASÍN SE HACE:
No tengo ni idea de quién inventó esta receta. Lo que está claro es que dió en la diana y consiguió convertir este plato en el clásico por excelencia de las recetas marimontaña.
Esta vez, el afortunado comensal al que quise poner a prueba fue a mi hermano David (más conocido como el "Garban"), que por herencia genética come muy bien y de todo.
Él también está empezando a hacer su pinitos en la cocina, aunque hay algún asunto que todavía se le resiste.


Lo más importante para llevar a buen puerto esta receta es que los ingredientes sean de primerísima calidad, es decir, pollo de granja y cigalas muy frescas.
Bueno, si las cigalas no son de granja pues tampoco vamos a enfurruñarnos y darle una patá a la cacerola no?

Venga. Comenzamos picando el diente de ajo y los ponemos en una cacerola con aceite oliva. Antes de que los ajos se queden de un color similar al de Zaplana (que cada día se parece más al Maikel Jackson pero al revés), ponemos las cigalas, las salteamos durante algo menos de un minuto y las reservamos. Su primera misión va a ser aromatizar el aceite.

En ese mismo aceite, vamos añadiendo los trozos de pollo. Les agregamos sal y pimienta y les vamos dando la vuelta hasta que se doren ligeramente.
Seguidamente, echamos la cebolla cortada en juliana, 3 o 4 hebras de azafrán, una pizca de pimentón, una cucharadita rasa de harina y rehogamos todo el conjunto.

Añadimos el vaso de brandy al guiso y cuidadín que ahora viene una de las partes más delicadas de la receta, que es el tema del flambeado.
Para flambear hay que esperar que el licor coja temperatura y después arrimarle una cerilla o como dicen en Andalucía un mixto. No os asusteis por el fogonazo inicial, pero tened especial cuidado en alejar la olla de la campana porque si está demasiado cerca, se puede prender fuego.

La llama del flambeado se consume por sí sola, indicándonos que ya se ha evaporado el alcohol del brandy.
Bien. A continuación añadimos el tomate rallado, damos unas cuantas vueltas más y lo dejamos a fuego lento durante 35-40 minutos. De vez en cuando le echamos un ojo (que no sea de cigala por favor), y si vemos que se queda sin salsa le vamos agregando agua.

Cuando veamos que el pollo ya está tierno, añadimos las cigalas y lo mantenemos al fuego otros diez minutos.
Para emplatarlo, colocamos primero los trozos de pollo. Después regamos con la salsa resultante y colocamos al lado las cigalas, que si no fuera por el color naranja, se confundirían facilmente (mirad si no sus bracitos estirados) con un muñequito a escala de Supermán.


Esto se come con las manos, así que un buen arsenal de servilletas no estaría de más

Cocinero en pruebas para esta receta: JESÚS TANCIA

jueves, 8 de noviembre de 2007

BERENJENAS CON PARMESANO Y MERMELADA DE TOMATE



BERENJENAS CON PARMESANO Y MERMELADA DE TOMATE
(para 4 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 1 Berenjena Grande
- Mermelada de Tomate
- Queso Parmesano
- Sal Maldon
- Aceite de Oliva

ASÍN SE HACE:
Ahora que me he sentado a publicar esta receta, va a ser realmente difícil encontrar las palabras que definan la enorme explosión de sabores que os va a proporcionar este plato.
Y eso que solo lleva tres ingredientes principales.
No es por ponerme chulo (que lo soy), pero tengo que deciros que en lo que va de año, esta ha sido la receta que más ha gustado a mis invitados (mis queridos amigos y cobayas humanos).
Una vez que la probaron, a uno se le bajaron los calcetines solos y a otro se le doblaron las patillas de las gafas mientras que las chicas, ponían los ojos en blanco y lanzaban suspiritos como si acabaran de tener un..............bueno, ya sabeis.

Y lo mejor de todo es la sencillez del proceso.
Para empezar, lavamos bien las berenjenas y las cortamos en finas lonchas sin quitarles la piel. Les echamos un poquito de sal y las vamos friendo en una sartén con aceite de oliva hasta que se doren ligeramente. No hace falta hacerlas mucho y tampoco hay que pasarlas por harina, ni huevo. Las vamos a hacer a pelo.
Como las berenjenas absorben más aceite que un culturista, conviene dejarlas escurrir en papel absorbente según vayan saliendo de la sartén.

Una vez las tengamos todas, las ponemos en una fuente y con una cuchara, vamos salseándolas con la mermelada de tomate, sin pasarnos mucho para que se equilibre el contraste dulce/salado.
Rallamos un poco de parmesano en virutas y se lo echamos por encima junto a unos cristales de sal Maldon. Y se acabó.
La receta está lista y se puede comer fría, caliente o templada, como más os guste. No es lo común, pero este plato está tan rico que lo de la temperatura es totalmente intrascendente, cosa que solo tiene parangón con la tortilla de patata.


¿Ya está? ¿Ya he terminao? ..........Me cachi en los mengues, con la verborrea que suelo soltar no me creo que ya esté todo explicado. ¿Lo está?
Ah no joooooer, ya decía yo. Se me olvidaba deciros que si teneis dificultad para encontrar mermelada de tomate, mi amiga Raquel explica con todo detalle la manera de hacerla en su blog, Cuchara de Palo.
Yo la compré ya preparada en una tienda de mi pueblo, donde hay una chica que controla bastante de productos delicatessen y que es la que me surte de todas estas pijaditas.
Aún así, también es artesanal y la marca se llama "La Tejea". Si la veis, no dudeis en haceros con ella, que lo vais a flipar.
Palabrita de Abrelatas.

Cocinera en pruebas para esta receta: FABIOLA CASITOS

lunes, 5 de noviembre de 2007

BROWNIES


BROWNIES
(para 4 o tal vez 6 personas humanas)

INGREDIENTES:

-1 Tableta de Chocolate para Fundir
- 2 Cucharadas de Mantequilla
- 2 Huevos
- 2 Tazas de Harina de Repostería

- 100 gr. de Azúcar
- 2 Tarrinas de Natillas de Vainilla

- 1 Sobre de Levadura
- Azúcar Glass
- Virutas de Chocolate

ASíN SE HACE:
Joer. Ya era hora de que por fin me atreviera con una receta de repostería. Siempre me había parecido muy complicado, pero una vez metido en harina (nunca mejor dicho), he podido comprobar que no es tan difícil y que además es bastante divertido. Se pasan momentos de verdadera emoción y suspense viendo como sube el bizcocho en el horno.
Dicen que hay gente que cuando se siente deprimida, lo soluciona currándose un pastel.
Puede que se trate de algo psicosomático, aunque en mi caso no lo hice porque me sintiera triste sino por pura gula, pa que nos vamos a engañar.

Lo primero que vamos a hacer es poner a calentar el horno a 180 º. No suele pasar a menudo, pero si en el transcurso de la operación brownie se va la luz y el horno no funciona, hay un truco que nunca falla y que es meter en el horno una revista porno pa volver a calentarlo. El único inconveniente es el sabor a tinta que queda después.

Continuamos poniendo la mantequilla en un cazo junto al chocolate que previamente habremos troceado. Lo ponemos a fuego medio hasta que se ligue todo bien y el chocolate esté líquido. Este proceso lo podeis hacer también en el miniondas.
Removemos bien con una varilla y dejamos que se enfríe un poco, reservando un poco de chocolate para después decorar el plato (opcional pero obligatorio).
Que olorcito eh?

A continuación vertemos el chocolate fundido en un bol y si teneis huevos, le agregais dos y seguimos removiendo con la varilla. Seguidamente le añadimos el azúcar, las dos tazas de harina y le damos otros cuantos centrifugados a la mezcla. Dejamos que repose un poco (el brazo por lo menos) y por último agregamos las dos tarrinas de natillas y el sobre de levadura.

Otra vez varilla al canto y nuevo reposo de 5 minutos, tiempo suficiente para buscar un molde chulo a ser posible rectángular, que frotaremos con un poco de mantequilla y un poquito de harina espolvoreada pa que no se pegue. Ponemos la mezcla en el molde y lo metemos al horno durante 20-25 minutos.

Una vez fuera del horno, dejamos que se enfrír y cortamos el bizcocho en pequeños ladrillos rectangulares. Elegimos un plato de postre y ponemos los brownies uno encima de otro , espolvoreándolos con azúcar glass y unas virutitas de chocolate.


Y más os vale estar en guardia antes que desaparezcan del plato. A mi me dió tiempo a hacer la foto por los pelos.

NOTA: Hay gente que añade a la masa algunos frutos secos como nueces, piñoñes, pistachos, etc.... Seguro que también está de muerte, pero yo prefiero no añadir nada y dejar que el chocolate sea el gran protagonista. Por algo se llaman brownies no?

Cocinero en pruebas para esta receta: ANDRES CAFEINADO

miércoles, 31 de octubre de 2007

LUBINA CON SALSA DE ACEITUNAS


LUBINA CON SALSA DE ACEITUNAS
(para 2 personas humanas)

INGREDIENTES:

-2 Lubinas
- 1 Chalota
- 1 Puerro
- 10 Aceitunas Verdes sin Hueso
- 5 Alcaparras
- 1/2 Pastilla de Caldo de Pescado
- Vinagre Balsámico
- Zumo de Limón
- Mantequilla

ASÍN SE HACE:
Hoy día, la lubina es uno de los pescados más consumidos. Al criarse en piscifactorías su precio se ha reducido considerablemente y se ha convertido en un producto muy popular.
Uysssss!!! He dicho la palabra "popular" con el yu-yu que me da. Tenía que haber dicho "revolucionario" que va más con mi filosofía de vida y también de concebir la cocina, donde hay que ser más transgresor que conservador. Se trata de avanzar y no de retroceder.
Tal vez sea culpa de ese caracter revolucionario por lo que últimamente me llaman CHEF GUEVARA en lugar de CHEF a secas.

Vamos a empezar por el final, ya que el pescado se va a hacer a la plancha y eso es rapidísimo. Quizá es la salsa lo que nos va a llevar algo más de tiempo así que comenzamos poniendo un cazo al fuego con una cucharada sopera de mantequilla.
Una vez derretida la mantequilla, añadimos la chalota picada muy fina hasta casi reducirla a puré. Es lo que en alta cocina se conoce como
brunoise.
Aquí, como solo hacemos cocina media y más bien baja, pos chalota picada y punto.

Una vez que la chalota esté bien pochada, agregamos las alcaparras y las aceitunas cortadas por la mitad. Rehogamos brevemente y a continuación desmenuzamos bien la pastilla de caldo y la echamos al cazo. Añadimos dos cucharadas de vinagre balsámico y removemos bien, dejando que la salsa se reduzca a la mitad.
Si veis que queda demasiado espeso, le podeis agregar agua y un chorrito de zumo de limón a vuestro libre albedrío.


Bueno. La salsa ya está. Ya solo queda preparar las lubinas para lo cual hay que lavarlas bien y abrirlas por la mitad.
Les echamos un poco de sal y pimenta blanca por encima, calentamos bien la plancha y las asamos por los dos lados hasta que estén ligeramente doradas.
De ahí las pasamos al plato y les echamos la salsita por encima.

Si quereis, podeis poner como decoración unas tiras de puerro pasadas por el miniondas que siempre quedan bien y además son comestibles. Tan comestibles como la guarnición de amanitas caesareas con las que quise acompañar a las lubinas para que no se sintieran solas.



No es que quede excisivamente bonita, pero os gustará esta receta.

Cocinera en pruebas para esta receta: INÉS PUMADERA

martes, 30 de octubre de 2007

ALUBIAS DE TOLOSA CON CODORNICES


ALUBIAS DE TOLOSA CON CODORNICES
(para un montón de personas humanas)

INGREDIENTES:

- 1/2 Kg. de Alubias Rojas de Tolosa
- 6 Codornices
- 1 Punta de Jamón
- 1 Cebolla
- 2 Puerros
- 3 Zanahorias
- 3 Dientes de Ajo
- 1 Hoja de Laurel
- Harina
- Sal y Pimienta

ASíN SE HACE:
Nos guste o no, parece que se acerca el frío y pa mi que esta vez va en serio. Ayer se me quedaron los huevecillos como dos pequeñas pasas de Corinto y amedrentado ante tal adversidad, no tuve más remedio que plantearme mi regreso a los platos de cuchara y a los guisotes.
No hace mucho, mi amiga Andromedas-28 del foro mundorecetas.com me propuso preparar unas verdinas con codornices. La idea me sedujo bastante, pero cuando fui en busca de ellas (de las verdinas), pos no había. Ntchs. Me caweeeeennnnnnn.
El tendero me comentó que no era temporada y me ofreció a cambio unas alubias rojas de Tolosa. Y claro, como negarme ante tan estupenda alternativa....

La noche anterior y contra todo pronóstico, puse las judías en remojo. Si, si. Esta vez me acordé.
Al día siguiente metí las judías en una olla grande, las cubrí de agua y las puse a cocer junto a 3 dientes de ajo sin pelar, 1 cebolla, 2 zanahorias, un puerro, la punta de jamón y una hoja de laurel.

Mientras dicha pócima iba cogiendo cuerpo en la marmita, me puse a limpiar bien las codornices bajo el chorro de agua fría (con la consiguiente reducción de mis atributos que ahora parecían conguitos) y después las partí en dos mitades.
Las salpimente, las enhariné y las puse a freir en aceite de oliva. Cuando ví que se empezaban a dorar, añadí otra cebolla cortada en juliana y lo tuve un par de minutos más al fuego.


Cuando estuvieron listas, reservé las codornices dejándolas escurrir en papel absorbente.
Ahora venía la parte más tediosa de la receta que era estar pendiente del guiso e ir retirando la espuma que se iba formando y que parecía no tener fin.
Tras dos horas de cocción a fuego suave (soy enemigo acérrimo de la olla exprés), retiré las verduras de la olla y pasé por la batidora el puerro y la zanahoria, desechando el ajo y la cebolla como muy bien me enseñó mi cicerone en estos asuntos, el gran Edu el Punky.

Agregué el puré resultante al guiso junto a las codornices encebolladas y una recién estrenada zanahoria cortada en rodajas. En ese momento bajé el fuego casi al mínimo y esperé pacientemente algo más de una hora para que el guiso estuviera listo.
Solo tuve que vigilar el punto de sal y que no se quedara seco, añadiendo ocasionalmente pequeñas cantidades de agua.
Y este fué el maravilloso resultado:


NOTA: Este es un plato ideal para después echarse una buena siesta y desparramarse en el sofá como si te hubieras caido de un 6º piso. También para invitar a los colegas, pero ya os aviso de que ambas cosas son incompatibles. Aparte de que está feo quedarse frito cuando tienes invitados en casa, corres el riesgo de que tus amigos utilicen tu boca semiabierta y babeante para jugar a la rana.
En mi caso lo tendrían jodido ya que mi super-incisivo-abrelatas detendría todas las monedas, pero conociendo lo tramposos y cabroncetes que son mis colegas, mejor no arriesgarse.

OTRA NOTA: Gracias a Andromedas-28 por la inspiración.

Cocinero en pruebas para esta receta: PERICO DORNICES

jueves, 25 de octubre de 2007

SPAGHETTI NERI ALL´AGLIO CON FUNGHI E GAMBERI


SPAGHETTI NERI ALL´AGLIO CON FUNGHI E GAMBERI
(para 2 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 150 g. de Spaguettis Negros
- 100 g. de Champiñón
- 150 g. de Langostinos
- 1 Guindilla
- 3 Dientes de Ajo
- Aceite de Oliva Virgen

ASÍN SE HACE:

Buona Sera !!!
Antes de nada, perdón por el rimbombante nombre de la receta, que en el idioma del imperio vendría a ser algo como "espaguetis negros al ajo con champiñón y langostinos".
Desde luego hay que reconocer que con su nombre original en italiano queda mucho más vacilón (lo he hecho pa impresionar mis lectoras), y además dan más ganas de comerlo. No me pregunteis por qué, pero es asín.
Por si fuera poco, estamos ante unos de los platos de pasta más ilustres que jamás hayais podido degustar, y no es un farol.
Según la Real Academia de la Lengua (que por lo visto limpia, fija y da esplendor), un farol es:
"m. Caja de material transparente dentro de la cual se pone una luz".

Como podeis comprobar.......nada que ver.

Venga. Comenzamos la receta poniendo a calentar una olla con abundante agua y sal. Cuando rompa a hervir, añadimos la pasta.
Si teneis dificultad para encontrar los spaghettis negros podeis teñirlos vosotros mismos a base de añadirles tinta de calamar una vez cocidos y sofriéndolos después, pero esto solo vale como símil. Ni de coña van a saber igual que si los comprais ya preparados.
De todas formas, no creo que tengais problemas para encontrarlos en tiendas de delicatessen o en el ricón del gourmet del Corte Inglés.

Continuamos con nuestra receta cortando los ajos en finas láminas y hacemos lo mismo con los champiñones. Veeeeenga no seais perezosos.
Ya sé que los venden ya laminados pero no saben igual. Suelen estar bastante más resecos, ya os aviso.
Seguidamente, pelamos los langostinos y los reservamos.

Para que el aceite del sofrito coja sabor a mar, salteamos brevemente las cabezas de los langostinos hasta que estas cambien de color. Otra opción es echar el tapón de un flotador y un chorro de crema bronceadora pero yo que vosotros, me decantaría por la primera sugerencia.

En ese mismo aceite, echamos la guindilla y los filetitos de ajo hasta que se doren y teniendo cuidado de que no se tuesten. Es el momento de agregar el champi y una pizca del sal.
Una vez que el champiñón esté en su punto, añadimos los langostinos y ponemos la sartén a fuego fuerte el tiempo justo para que los langostinos se hagan. Con un minuto seguro que es suficiente.

Ya solo queda escurrir la pasta y añadirle este exquisito sofrito que hará las delicias de todos los comensales que tengan la fortuna de llevarse al paladar este exquisito bocado.

Buon apetitto. Ci vediamo domani e molte grazie.

Cocinero en pruebas para esta receta: ARMANDO ADISTANZZIA

miércoles, 24 de octubre de 2007

POLLO FRITO AL ESTILO DE KENTUCKY


POLLO FRITO AL ESTILO DE KENTUCKY
(para varias personas humanas)

INGREDIENTES:

- 1 Pollo Entero y Troceado
- 1 Botellin de Cerveza

- Harina

- Copos de Puré de Patata
- Sal y Pimienta


Ultimamente, todos (y yo el primero) criticamos de manera despiadada la gastronomía norteamericana. A muchos nos parece una fuente inagotable de colesterol
nociva, insalubre, artificial y un montón de adjetivos (des)calificativos muy feos.
Casi tan feos como Bush.

Sin embargo, mira que curioso que la mayoría de nosotros acudimos en masa a los diferentes Burger Cuin, Pizza Jarl, Gertrudis Fried Chicken y demás chiringuitos trademark, lo cual significa que algo deben tener para que nos guste tanto.


Hoy vamos a hacer un pequeño homenaje a la cocina estadounidense para desmitificar un poco su mala fama con una receta que me enseñó un viejo cowboy llamado Geoffrey Tangas en una de mis aventuras, en la que estuve atravesando el viejo Oeste a lomos de mi brioso corcel Pichatriste.

El jinete escuálido me llamaban.

ASÍN SE HACE

Bien. Al tratarse de pollo frito, a priori puede parecer una receta sencilla, pero tiene su aquel.
Como habeis podido imaginar el secreto está en el rebozado que ahora mismo vamos a pasar a explicar. No vale rebozarlo simplemente en harina y a la sartén. O peor aún, en escayola para que quede crujiente como alguien que yo me sé.

Para el rebozado vamos a mezclar harina de trigo con cerveza hasta conseguir una masa homogénea que debe quedar más espesa que líquida.
Mientras reposa la mezcla, salpimentamos los trozos de pollo y los freimos en aceite de oliva con el fuego no demasiado fuerte, con objeto de que se hagan de dentro hacia afuera. Diosssssss....que gilipollez.
Bueno. Vosotros me entendeis no? Que no se doren. Eso es lo que quería decir.

A continuación vertemos los copos de puré de patata en un bol y cuando los trozos de pollo estén a medio hacer, los sacamos de la sarten dejando que escurran el aceite y los vamos sumergiendo en la masa hasta que queden bien impregnados.
De ahí los pasamos al bol con los copos de puré hasta que queden bien cubiertos y a la sartén de nuevo (anda que no está dando vueltas el jodío pollo).

Subimos el fuego para que se dore bien el rebozado y listo. Ya vereis que bueno está y lo poco que engorda. Los que engordamos somos nosotros que somos los que nos lo vamos a zampar.

That´s All Folks!!!!

Chef indiscutible para esta receta: GEOFFREY TANGAS

lunes, 22 de octubre de 2007

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.....

Señores................ Estoy abrumado.

No sé como agradecer a mi amiga Maricel la concesión de este premio que me ha sido otorgado por los contenidos de mi blog.

Me ha hecho mucha ilusión, aunque seguramente hay por ahí otros bloggers que son mayores merecedores de este galardón, que no gallardón (a ver si quitas los parkimetros de los barrios obreros de Madrid y los pones en La Moraleja, gañán).



No es falsa modestia, de verdad. No hay más que darse una vuelta por la red y ver las auténticas maravillas que publica la gente, a quienes aprovecho para expresar mi más profunda admiración por dedicar su tiempo para que otros podamos absorber todo tipo de conocimientos.

Siempre es un lujo saber que hay personas que reconocen un trabajo, aunque éste se haga por puro hobby como es mi caso. Cada visita recibida, cada comentario (bueno o malo) que dejais, me inyecta una especie de combustible espiritual que me anima a seguir con mis devaneos mentales.
Si además, esto que muchos hacemos, sirve para entretener y hacer reir al personal, pues encantao de que disfruteis. Y espero que lo hagais tanto como yo.

Aunque lleve ya un rato escribiendo, no tengo palabras. Sobre todo teniendo en cuenta que el único premio que recuerdo haber recibido fue una medalla de bronce en natación. Pero tenía 7 años y la gané con flotador, así que imaginaos lo contento que me he puesto.

Con vuestro permiso, voy a celebrarlo abriendo una botellita de tinto reserva del 95 que me pienso beber enterita.
Si me veis caminando de medio lao con los mismos andares que un perro chihuahua visto por detrás, perdonadme las disculpas.

Todo un honor.

Gracias, gracias, gracias...............

P.D. Maricel, ve preparando la alfombra roja que voy. :)