martes, 30 de octubre de 2007

ALUBIAS DE TOLOSA CON CODORNICES


ALUBIAS DE TOLOSA CON CODORNICES
(para un montón de personas humanas)

INGREDIENTES:

- 1/2 Kg. de Alubias Rojas de Tolosa
- 6 Codornices
- 1 Punta de Jamón
- 1 Cebolla
- 2 Puerros
- 3 Zanahorias
- 3 Dientes de Ajo
- 1 Hoja de Laurel
- Harina
- Sal y Pimienta

ASíN SE HACE:
Nos guste o no, parece que se acerca el frío y pa mi que esta vez va en serio. Ayer se me quedaron los huevecillos como dos pequeñas pasas de Corinto y amedrentado ante tal adversidad, no tuve más remedio que plantearme mi regreso a los platos de cuchara y a los guisotes.
No hace mucho, mi amiga Andromedas-28 del foro mundorecetas.com me propuso preparar unas verdinas con codornices. La idea me sedujo bastante, pero cuando fui en busca de ellas (de las verdinas), pos no había. Ntchs. Me caweeeeennnnnnn.
El tendero me comentó que no era temporada y me ofreció a cambio unas alubias rojas de Tolosa. Y claro, como negarme ante tan estupenda alternativa....

La noche anterior y contra todo pronóstico, puse las judías en remojo. Si, si. Esta vez me acordé.
Al día siguiente metí las judías en una olla grande, las cubrí de agua y las puse a cocer junto a 3 dientes de ajo sin pelar, 1 cebolla, 2 zanahorias, un puerro, la punta de jamón y una hoja de laurel.

Mientras dicha pócima iba cogiendo cuerpo en la marmita, me puse a limpiar bien las codornices bajo el chorro de agua fría (con la consiguiente reducción de mis atributos que ahora parecían conguitos) y después las partí en dos mitades.
Las salpimente, las enhariné y las puse a freir en aceite de oliva. Cuando ví que se empezaban a dorar, añadí otra cebolla cortada en juliana y lo tuve un par de minutos más al fuego.


Cuando estuvieron listas, reservé las codornices dejándolas escurrir en papel absorbente.
Ahora venía la parte más tediosa de la receta que era estar pendiente del guiso e ir retirando la espuma que se iba formando y que parecía no tener fin.
Tras dos horas de cocción a fuego suave (soy enemigo acérrimo de la olla exprés), retiré las verduras de la olla y pasé por la batidora el puerro y la zanahoria, desechando el ajo y la cebolla como muy bien me enseñó mi cicerone en estos asuntos, el gran Edu el Punky.

Agregué el puré resultante al guiso junto a las codornices encebolladas y una recién estrenada zanahoria cortada en rodajas. En ese momento bajé el fuego casi al mínimo y esperé pacientemente algo más de una hora para que el guiso estuviera listo.
Solo tuve que vigilar el punto de sal y que no se quedara seco, añadiendo ocasionalmente pequeñas cantidades de agua.
Y este fué el maravilloso resultado:


NOTA: Este es un plato ideal para después echarse una buena siesta y desparramarse en el sofá como si te hubieras caido de un 6º piso. También para invitar a los colegas, pero ya os aviso de que ambas cosas son incompatibles. Aparte de que está feo quedarse frito cuando tienes invitados en casa, corres el riesgo de que tus amigos utilicen tu boca semiabierta y babeante para jugar a la rana.
En mi caso lo tendrían jodido ya que mi super-incisivo-abrelatas detendría todas las monedas, pero conociendo lo tramposos y cabroncetes que son mis colegas, mejor no arriesgarse.

OTRA NOTA: Gracias a Andromedas-28 por la inspiración.

Cocinero en pruebas para esta receta: PERICO DORNICES

1 comentario:

andromedas28 dijo...

Madre mia después de tanto tiempo y me acabo de enterar que me dedicas esta receta, sin comentarios verdad?
Tienen o mejor dicho tenían una pinta ESTUPENDAAAAAAAAAAA.
Un saludo