martes, 18 de diciembre de 2012

GRAN PUCHERO DEL APOCALIPSIS


GRAN PUCHERO DEL APOCALIPSIS
(para 4 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 1/2 Kg. de Alubias Negras o Frijoles
- 1/2 Careta de Cerdo
- 1 Chorizo Asturiano
- 1 Morcilla Asturiana
- 1 Punta de Jamón
- 1 Cebolla
- Pimiento Rojo
- 1/2 Vaso de Vino Blanco
- Cebollino

No se habla de otra cosa en estos días: el fin se acerca, amigos. Es ya inminente.
Según las profecías mayas, nos quedan menos días en la tierra que al barco de Chanquete en el último episodio de Verano Azul. 
Han vaticinado la fecha, pero no cómo va a suceder. No sabemos si el apocalipsis va a producirse por un desastre natural, por un meteorito, por una erupción solar, por un ataque extraterrestre o lo que sería peor.... por un nuevo disco de King África o Enrique Iglesias, algo en lo que realmente acojona pensar, y que en este último caso sería devastador para la raza humana.

Tampoco han dicho si va a ser por la mañana o por la tarde. En cualquier caso, y sea como tenga que ser, no nos podemos permitir el lujo de que el fin del mundo nos pille con el estómago vacío porque nadie sabe lo que hay en la otra vida.
Tal vez solo haya colifror y raíces para alimentarse. así que nada mejor que esperar el cataclismo con el cuerpo bien servido.

Y qué mejor que un buen guisote colmado de calorías para hacer frente a esta presunta hecatombe, más aún cuando uno de los ingredientes principales es precisamente de origen maya. Las alubias negras o frijoles es el mejor legado que nos dejó esta civilización sin ningún genero de dudas.

Hay quien dice que fué su calendario, pero no puedo estar de acuerdo por dos motivos principales: primero, porque por culpa de este invento han conseguido ponernos los huevos de corbata a todos; y segundo, porque nuestros calendarios molan mil veces más. No me vayas tú a comparar un círculo de piedra gastada y llena de moho con un almanaque de los Talleres González, con esa pedazo de gachí enseñando las brevas.
No hay color, hombre. No hay color.

ASÍN SE HACE:

Como todo guiso de alubias que se precie, el primer paso consiste en dejar las legumbres sumergidas en agua la noche anterior. 


Un truco muy recomendable para que no se nos olvide: 
En el mismo momento de decidir llevar a cabo la receta, hay que poner 20 o 30 alubias sobre la almohada para que al acostarnos nos acordemos.


No es infalible, ya que no siempre vamos al catre para encontrarnos con Morfeo. Y menos en mi caso, que soy de los que fingen en la cama....Ya me entedéis.......hago que duermo. 
Al final es otra cosa lo que pongo en remojo, y en consecuencia las alubias acaban apareciendo en los lugares más insospechados.

Al día siguiente, y si nos quedan fuerzas, ponemos un chorrito de aceite de oliva en una olla, donde saltearemos brevemente las judías una vez escurridas y aclaradas.
Las cubrimos de agua fría, y añadimos un poco de sal.

Dejamos que hierva unos 20 minutos, y seguidamente añadimos al puchero el kit asturiano consistente en chorizo, morcilla, tocineta ahumada y punta de jamón.

Si los mayas hubieran conocido ésto, estoy seguro de que jamás se hubieran extinguido

Durante el proceso de cocción, nos cuidaremos de desespumar regularmente el guiso para retirar las impurezas y el exceso de grasa.
Y mientras la olla hace el conveniente chup chup, vamos a realizar el sofrito con la cebolla y el pimiento rojo cortados en cuadraditos, más la careta de cerdo troceada.




Primero pensé en hacer el puchero con oreja, pero tuve la mala fortuna de llegar tarde a la carnicería y solo les quedaba una. No me la quise llevar porque observé que en el interior había un Whisper XL de esos, lo cual indicaba que el cerdo portador debía de ser sordo y me dió mucha pena.
El carnicero insistió en que era la chapa de identificación, pero la decisión de cambiar la oreja por careta ya estaba tomada.


Debo admitir que lo de la careta es un poco gore, muy de peli de terror. Ves ahí el hociquillo del cochinito y te da un poquito de espanto, pero el sabor que se recibe luego a cambio es espectacular. Además, qué leches!!!....da más yu-yu una careta de la Cospedal o de Bush, qué queréis que os diga.
Por otro lado, la singularidad temática de la receta casi lo estaba exigiendo. 

Bien...pues una vez que el sofrito comience a tomar color, añadimos medio vaso de vino blanco, damos un buen calentón para que evapore y lo agregamos a la olla.

Comprobamos el punto de sal y añadimos más agua si fuera necesario para romper la cocción. Siempre fría !!!!
Es lo que en términos de cocina se conoce como "asustar". ¿No nos asustan los mayas con sus profecías? Pues nosotros asustamos a sus frijoles.

Fuego lento durante un par de horas , y ya tendremos a punto nuestro puchero apocalíptico.
Espolvoreamos con cebollino picado para decorar, y a zampar.
¿Que al final no pasa nada y no se acaba el mundo? Pues eso que os habréis metido pa el cuerpo.


Cocinero en pruebas para esta receta (quién sabe si el último):  FRANCISCO CHINILLO


8 comentarios:

Pilar dijo...

Pues muy bien la recetica, al menos que nos pille bien comidos.

El refreír las judías antes de echarles el agua me ha gustado, siempre se aprende algo...(a buenas horas si casi no me da tiempo a poder copiar la receta).

Pues nada, si se cumple la profecía y eso... en la otra vida nos vemos.
Besicos para la Mari y un abrazo gordo para ti.

Alaaa pues!!

Microalgo dijo...

Yo me he puesto a dieta (más o menos), así que mi mujén, que además es asturiana, no me vaa dejar que le proponga esto. A cambio, yo le propondré la dieta del cucurucho. Que algo es algo.

Anónimo dijo...

Vous avez certainement des opinions et des vues agréables. conlasmanosenlagrasa.blogspot.ru fournit un regard neuf sur le sujet.

Anónimo dijo...

Hola, te envío el link aun concurso de cocina de trucha por si es de tu interés

http://concursorecetas.esacua.com

Saludos

Anónimo dijo...

Vuelve a escribir!!!!

Microalgo dijo...

¿Hein? ¿Qué le pasa ar niño en la boquiiita?

Lo echamos de menos una barbaridad, caballero. Nos consolamos con el blog del amigo Caburrasi (Yo no tengo termomix), pero el tipo es demasiado sano. A veces necesitamos recetillas (digamos) tradicionales, tal que esta de acá...

Microalgo dijo...

Lo echamos de menos una barbaridad, señor mío.

camisetas de futbol dijo...

Muy sabrosa comida
Hábleme de cómo cocinar este delicioso alimento
Tengo que empezar de la cocina!!
jajaja~~~