jueves, 26 de julio de 2007

ENSALADA TEMPLADA DE PASTA FRESCA CON AHUMADOS Y FRUTOS DEL MAR A LA VINAGRETA THAILANDESA

ENSALADA TEMPLADA DE PASTA FRESCA CON AHUMADOS Y FRUTOS DEL MAR A LA VINAGRETA THAILANDESA


(para 2 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 100 g. de Pasta Fresca

- 2 Tomates Maduros

- 1 Lata de Almejas Chilenas

- 6 Palitos de Cangrejo Krissia

- 1/2 Docena de Anchoas Ahumadas

- 50 g. de Salmón Ahumado

- Zumo de Limón

- Salsa Thailandesa de Pescado

- Aceite de Oliva

- Cebollino


ASíN SE HACE:

Anda que........vaya un nombrecito para una receta tan fácil. Pero ¿y lo bien que queda? Le da más glamour al plato si cabe. Es más; si alguien tiene pensado montar un restaurante, que sepa que puede cobrar 10€ por palabra añadida al nombre de la receta, incluidas las contracciones y las conjunciones copulativas. Y no pasa nada. La gente lo paga (lo pagamos). Somos así de gañanes.
Hoy vamos a pagar solo lo justo porque esta ensaladita de lujo nos la vamos a currar nosotros solitos. Y nos va a salir bien. Palabrita.


Como es lógico, vamos a comenzar cociendo la pasta con agua y sal. Ya sé que siempre he dicho que la pasta no es lo más importante de este mundo pero en este caso, necesitamos darle prioridad para que a la hora de servir la ensalada esté fría, o como mínimo templada.


Mientras tanto vamos a preparar la vinagreta que tambien es importante. De hecho es lo MÁS importante en una ensalada. Una ensalada sin una buena vinagreta es como un intermedio sin el anuncio del puto erizo de génesis de los coj..........Encima ahora ese bicho pedante y parlanchin imita el acento argentino. Y digo yo: qué culpa tendran los pobres argentinos. En fin. Mejor me voy a callar. Sigamos con la ensalada.


Para la vinagreta, cogemos un plato hondo en el que vamos a mezclar un buen chorro (a vuestra libre interpretación) de aceite de oliva, un poquito del agua de la lata de las almejas, unas gotas de zumo de limón y un chorrito de salsa thailandesa de pescado. Si no teneis, podeis utilizar salsa de soja. Un puñadito de sal y agitais bien con un tenedor como si estuviseis batiendo huevos para tortilla.

Ya tenemos media receta hecha.


El resto es ya más decoración que otra cosa. Podeis poner la pasta en el centro e ir rodeándola con gajos de tomate y a continuación de anchoas y tiras de salmón. Siempre de dentro hacia fuera, como cuando nos hurgamos la nariz.

Seguidamente cortamos longitudinalmente los palitos de cangrejo y los colocamos sobre el centro de pasta y hacemos lo mismo con las almejas.


Anchoita enroscada en la cúspide y a regar todo el conjunto con nuestra vinagreta thailandesa y cebollino picado por encima.







No me digais que no ha quedado preciosa.

Lo malo de todo esto es que tanto ornamento solo vale para la foto y para comer con la vista, que también mola lo suyo. Pero la verdad es bien distinta y una ensalada solo está buena si se desparrama todo su contenido por el plato. Al final, es la comida pija menos pija de todas y solo disfrutaremos de verdad si acabamos con la barbilla y los mofletes pringaos de aceite.


Cocinera en pruebas para esta receta: ARACELI MONADA

4 comentarios:

claco18 dijo...

buena reseta me gusto

http://mundoclaco.blogspot.com/
visita mi blog

Doctor Berrinche dijo...

Ese jodido erizo es un enviado del puto Belcebú, reconozcámoslo sin ambages. ¿Para cuándo una receta de erizo troceado en mil cachitos, a la brasa?

La ensalada habrá que probarla antes o después, qué buena pinta, leñe.

Mayfly dijo...

Muuuuuyyyy buenblog e interesntes recetas. Vuelvo pronto.

tankahyong dijo...

I don't understand your language but it look nice taste!