jueves, 26 de febrero de 2009

COLES DE DESTRUCCIÓN MASIVA

COLES DE DESTRUCCIÓN MASIVA
(para 2 personas humanas)

INGREDIENTES:

- 250 g. De Coles de Bruselas
- 1 Frasco de Alubias Pintas en Conserva
- 1/2 Diente de Ajo
- 1 dcl. de Aceite Oliva Virgen Extra
- Queso Parmesano
- Pimientas Variadas

Ya avisé en mi anterior entrada que la presente receta sería una bomba, pero creo que me he quedado corto, ya que una vez comprobados los efectos colaterales derivados de semejantes materias primas, decir la palabra "bomba" me parece una nimiedad.

Como todo el mundo sabe, las coles de bruselas generan una serie de gases (letales en su mayoría) que se comprimen en nuestro aparato digestivo, y no digamos ya las judías pintas.
Imaginaos la que se puede liar ahora que hemos decidido combinar ambas.

El caso es que por mucho que intentemos reprimirnos, a veces tiene lugar una pequeña fuga, que si no se controla puede derivar en una o varias explosiones devastadoras capaces de volar hasta las colillas de los ceniceros, o peor aún: en una ofensiva químico-bacteriológica.

Todo esto que cuento es para poneros sobre aviso, aunque no por ello debe ser excusa para cuestionar la calidad culinaria de esta receta, ya que estamos hablando de un plato realmente suculento.
Además, nos podemos pasar un buen rato y echar unas risas con nuestra pareja por ver quien genera la mayor onda expansiva.

ASÍN SE HACE:

Cogemos las coles y las pasamos bajo el chorro de agua fría desechando las hojas más periféricas, que por lo general, suelen tener peor color que Zaplana con hepatitis.
Una vez que las tengamos limpias y no tengan rastros de tierra o de bichitos, las ponemos a cocer en abundante agua con sal, o lo que en términos farmacéuticos se conocería como suero fisiológico.
Los suyo es no excederse en la cocción para que queden "al dente". Entre 10-15 minutos.

Mientras tanto, vamos a hacer una crema con las judías pintas y el aceite de oliva, para cual pondremos en un molinillo o trituradora algo menos de medio frasco de alubias, 1/2 diente de ajo y un chorro generoso de aceite de oliva.
Un puntito de sal, y a darle mecha.


Dependiendo de la eficacia del aparato que usemos, en pocos segundos habremos conseguido una crema semi-densa muy parecida a ésta:


Esto de por sí, ya es nitroglicerina pura, pero no tengáis miedo. Puede que su feo aspecto nos haga dudar de su sabor, y nada más lejos.
Si de algo vale mi propia experiencia, esta es exactamente la cara que se me quedó a mi al probarla, solo que sin el sombrero:

A-C-O-J-O-N-A-N-T-E

Bueno, pues ya lo tenemos.
Solo hay que escurrir las coles, ponerlas en un plato y bañarlas con nuestra crema de alubias.
Para terminar, espolvoreamos un poco de pimienta recién molida y adornamos con unas lascas de parmesano.


Joer. Tanto buscar las armas de destrucción masiva en Irak, y resulta que se hallaban ocultas en Bruselas.
Cuidadín con las detonaciones. Avisados estáis

Cocinero en pruebas para esta receta: EUSEBIO LÓGICO

37 comentarios:

Silvia dijo...

BRUTAL


BRUTAL


La receta es la caña, me la anoto.

Me temo que habrá bastantes concursos de pedorretas.


Besos.

Hannah dijo...

Coño: Hay vida más allá de las coles rehogadas o aliñadas. Con esto Javier Sierra escribe un libro.

Pilar dijo...

Muy buena combinación. La col y las judias pintas un maridaje perfecto. En cuanto a las bombas yo casi prefiero que sean eso, bombas...porque cuidadín con esos silbidos mudos que nadie oye pero llegan a marearte.
Donde haya una bomba contundente y sonora que se quite todo lo demás.
Vengaaaaaaa besicos

morganna dijo...

mira tu que las coles como que no me van mcuh pero visto asi tienes ue estar deliciosas!!!!!

Mandragora30 dijo...

Olé... olé.... y oléééééé....

Ya sabía yo (que aunque no lo aparente soy mu espabilá) que esta recetilla prometía...

Este plato pa mi costillo es como un chiste... estas comidas corrosivas intestinalmente hablando le pierden...

¿Se desprenderá el parqué por los petardazos continuados? :S

En cuanto caigan por casa te lo cuento...

Un besote champion!!

Pedro dijo...

¡Vale Julito, solo te ha faltado un poco de repollo, coliflor, cebolla, pepino y comérselo todo muy deprisa al tiempo que bebemos coca-cola con una pajita...!
¡Ah y en vez de 1/2 diente de ajo, 3 dientes enteros,,,por aquello de los regüeldillos...
Je,je,je,je...(¡yo dando ideas...!)
Un abrazo, figura.

Cocinica dijo...

Me he reído mucho con tus explicaciones sobre los efectos bilaterales, pero no dudo de lo rica que esta la receta, el aspecto es buenísimo.

Y sobre las bomba pues sera cuestión de abrir las ventanas o salir al balcón jejejej

Un beso

Majes_2008 dijo...

La receta se ve suculenta...habrá que olvidarse de los daños colaterales que lleva...!!!

Saludos.

Mari Carmen dijo...

Bueno, bueno...menudo escándalo con la receta, a mi las coles me encantan, pero me da verdadero pánico comerlas, pues a mí las bombas, no me esplotan, mejor dicho se me quedan dentro y no veas el peso, que siempre que las estoy comiendo me acuerdo de la ultima vez, pero aún así ¡repito!!
No me quiero ni imaginar el efecto que tendría, encima con alubias, mejor ni lo intento, no vaya a ser que explote, jejeje
Un abrazo

pocohecho dijo...

La hostia, o la ostia!!!!
Tiene pinta de ser peligroso pero sabroso..jijij

Saludos
Jorge
http://pocohecho.wordpress.com/

ChRiS dijo...

Genial, que vivan las coles de Bruselas que mis amigos siempre se rien de mi cuando digo que me encantan y hasta las planté en mi huertiko, jajaja.

Y que vivan los pedooooooos!!!! Todo lo que sobra... FUERA!!

Xitos, se feliz ;)

anselmo dijo...

Curiosamente creo que esta receta si podría incorporarla a mi dieta,independientemente de que luego me sienta como un globo aerostático flotante. De todas formas yo no soy de los que tiene problemas al soltar gases por cualquier agujero y/o porosidad de mi cuerpo

Menda dijo...

Joer........esta es buena, eh?

¿Sabes como me zampo yo las coles de bruselas? Simplemente hervidas con agua y sal y luego ahogándolas en mahonesa. Están de vicio, y eso que no soy mucho de verduras.......

Luego ya, para los gases esos, uso a mi hermano como diana, jajajajajja.

El futuro bloguero dijo...

Prefiero un pedete sonoro, con o sin repetición pedorretil, que uno de esos con sordina, como escapa silencioso de gas, también conocido como muerte dulce...

Cara-coles que receta.

Me voy a la carrera, jejeje.
Tremenda combinación socio.

Lola de Almería dijo...

Mira julito , a mi las coles no me gustan, asi que a mi hazme otro paltito que em entre mas. Te ha quedao una prsentacion estupenda lo reconozco , pwero no me entran las coles. ¡¡ has ta proxima que me pueda comer¡¡¡¡¡
Saludos desde Almeria, donde ya luce el sol calentito....

ana dijo...

Mi hija cuando era pequeña llamaba a las coles de bruselas 'peítos'. Esta, por supuesto, me la apunto, haremos concurso entre las dos en casa ;)

Besines.

Su dijo...

Ja ja
eres la leche!!!
la receta pa morir- de gusto- y el acojonante, me parto

SandeeA dijo...

Si preparo esto y se lo doy al perrito masón se acaba el mundo... así como lo oyes... tanto tiempo intentando entender el Big Ban... y yo ya sé como fue... Me encantan las coles de Bruselas, pero por el bien de la humanidad, de esta voy a pasar :P

PD: me estoy leyendo tu viaje por Escocia y ahora te envidio más que cuando te colaste en el Madrid Fussion ese gñgñgñgñgñgñgñ

EnLaLuna dijo...

Genial.

Y tengo la solución...

Se llama alga kombu, se compra en tiendas especializadas y herbolarios. Coges un trozo de alga (un dedín a lo largo por cabeza más menos) y lo metes en el caldo de cocción. Lo dejas hasta el final. No da sabor. Quita los gases. Y es maravillosaaaaaa!!! La puedes quitar, trocear, o triturar en el guiso, a más presencia de alga menos guerra bacteriológica.

cookemila dijo...

mas dejao mueta..no se si de la bomba, de las judias, de saber que las bombas ocultas estaban en Bruselas, a tiro piedra o de la receta...brutal no tengo palabras..gases como pa subir en globo por lo demas..el que avisa no es traidor creo que te oigo desde la sierra o era un avion a escape libre o era julito...no se...creo que hare esta receta cuando vengan visitas...por eso de que la gente acaba llendose al aire libre a orearse como los jamones...juajuajua

Elena dijo...

Genial Julito,es que me meo de la risa.Cualquier día te van a culpar del cambio clímático.Y digo yo que si nos ponemos de acuerdo todos para comer esto el mismo día,se recalentará el planeta? Nos cargaremos la Antártida? Saldremos en los periódicos como poco,ainsss panda de delincuentes.Besos.

Elena dijo...

Por cierto,a qué huele en Bruselas?

Miel dijo...

Me temo que me quedo con las habitas rellenas para media persona humana... jejeejje

Les doy esto en casa y hago las maletas!!!

Besotes

Miel

Anónimo dijo...

Pues no os lo creereis, pero en el Caribe, esto se acompaña con una ensalada de aguacate, y ni con eso hemos podido tumbar a Chàvez.........

Anxiños dijo...

pues a mi me encantan las coles!!!!!!ummmmmmmm

mome dijo...

como siempre me ha encanto tu comentario jejeje, y la receta fantástica, a mi estas coles me gustan aunque como tu dices pueden ser explosivas. besos

El Agus dijo...

Me imagino que de esta receta viene lo del ALUBIÓN de pedos... me lo has puesto a huevo, primo.
Salud, felicidad, amor y un abrazo.

Raquel dijo...

No me van mucho asi que por si acaso yo me abstengo jaja besos

Raquel dijo...

No me van mucho asi que por si acaso yo me abstengo jaja besos

Mari dijo...

Nos centraremos en la receta, que se ve deliciosa, mejor olvidarnos de los inconvenientes que pudieran surgir, jejejejej.
Besos

Pecas dijo...

Las coles de Bruselas no son lo mio, no puedo con ellas me saben demasiado fuertes, no quiero ni pensar en unirlas con judias pintas.... fijo que me salta hasta el pladur de las paredes....jajajaja.... y los cascotes del techo.
Besos.

Chari dijo...

Lo siento pero es que me he imaginado las consecuencias y esta no la pruebo, nada más de pensarlo me está doliendo la barriga.

LOBITO dijo...

Destrucción masiva es poco, yo creo que es radioacrividad pura y dura.
Paso, Julio esta receta no puedo ni cuestionarla, no la probaré.
Ya las coles son verdaderos torpedos. Uffffff....
A ti te ha gustado!!! pues con eso me quedo...

Muchos besos y abrazos... piensa en verde por fis.

morgana dijo...

Diooooooooooooooooooosssss. Qué bien puesto está el título, pardiez. Esto tiene que terminar con el ozono y con todo. Madre de dios. Me encantan las alubias y la col, o sea que este arma tiene que ser la pera limonera. ¡Pa la saca!

Jajajaja. Voy a ir haciendo acopio y a forrar las paredes de casa con brisses un toque de esos o con ambientadores de pino mismamente.... Por si la guerra química.

Penny dijo...

A mi las coles como que no pero presentaditas de esta forma fijo que las pruebo!

Petonets.

Julito dijo...

Bueno, bueno.

Veo que hay opiniones para todos los gustos.
Yo sabía que se trataba de un plato arriesgado tanto por la materia prima en sí, como por los efectos secundarios.
Pero el experimento ha valido para demostrar que quien más y quien menos es hijo de vecino, sencillo mortal, y pedorrillo ocasional.
Me ha encantado vuestra sinceridad, y es que ya lo decía el gran poeta Juanpa:

"caga el Rey,
caga el Papa,
y del cagal,
NAIDE se escapa"

Muchas gracias a tod@s

yo,lamiss dijo...

Nada, nada julito! Gracias a tí por llevar la escatalogía a la cocina con arte jaajaa