miércoles, 13 de junio de 2007

PATATAS REVOLCONAS

PATATAS REVOLCONAS
(para 4 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1 Kg. de Patatas

- 200 g. d Panceta o Torreznos

- 5 Dientes de Ajo

- Pimentón Dulce de la Vera

- Pimentón Picante


ASÍN SE HACE:

Yeeeeeepa. Hoy tenemos receta rural. Muy típica del Valle del Tiétar donde yo vivo y también de la zona conocida como la Vera, entre Avila y Cáceres. La Vera es la cuna mundial del pimentón y es raro tomar unas cañas en algun bar del valle y que no te sirvan unas revolconas como aperitivo.

No sabría decir en qué sitio las preparan mejor y no hay dos iguales, aunque la técnica suele ser la misma.


Primero se pelan las patatas y se lavan bien para quitarles todos los restos de tierra.

Seguidamente las cubrimos de agua con sal y las ponemos a cocer tal cual, enteras.

Es importante elegir patatas de tamaño similar para que todas se cocinen por igual. Y lo de pelarlas primero, tiene su explicación aunque yo lo hago principalmente porque una vez se me apareció la cara de Aznar con su melena y todo y en otra ocasión la de Jimenez Losantos. ¡¡¡En una patata!!!........

Me acojoné tanto que desde entonces procuro pelarlas excepto cuando las hago fritas (yo siempre al revés)


Mientras cuecen las patatas, nos calamos un poco la boina, cortamos la panceta en tiras y las freimos con poquísmo aceite junto a 5 dientes de ajo SIN PELAR hasta que queden churruscaditas. Retiramos la panceta y la reservamos.

Retiramos también los ajos, los pelamos y los ponemos en un mortero donde añadiremos una cucharadita de pimentón dulce y otra de pimentón picante. Agregamos un chorro de aceite de oliva y machacamos bien hasta formar una especie de pasta.


¿Ya estan cocidas las patatas? Bien. Estamos casi terminando.

Ahora toca retirar el agua de la cocción, pero no la tireis que después nos va a servir como disolvente. A continuación, comenzamos con el proceso de espachurrado de las patatas teniendo en cuenta que NUNCA deben quedar con textura de puré (ni se os ocurra utilizar la minipimer, que os capo), sino más bien grumosas, incluso algo líquidas. De ahi lo de añadir el agua. Fijaos en la foto.

Cuando veamos que tienen la textura adecuada, probamos el punto de sal y agregamos nuestra pasta de ajo con pimentón y los torreznos, removiendo bien. Intentad de que no se enfríen.

Servimos raciones individuales acompañándolas de un huevo frito y pa dentro.




Hala!!!! Ya teneis otro plato que se va a convertir en un clásico de vuestro recetario.


Cocinero en pruebas para esta receta: ALONSO BRASADA

1 comentario:

Doctor Berrinche dijo...

Se me saltan las lágrimas, pardiez, yo que estaba tan contento porque me acabo de cenar unos putos huevos estrellaos, con su jamoncico recién cortado y todo.

Apunto.