jueves, 10 de mayo de 2007

PASTA CON MEJILLONES AL AZAFRÁN


PASTA CON MEJILLONES AL AZAFRÁN

(para 4 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1/2 Kilo de Tallarines al Huevo

- 1 Kg de Mejillones

- 1 Diente de Ajo

- 2 Yemas de Huevo

- 4 Hebras de Azafrán

- 1 Cucharada de Harina de Maiz

- 1 Vaso de Vino Blanco

- 1 Dcl. de Nata Liquida

- 1/2 Limón


ASÍN SE HACE:

De nuevo hacen acto de presencia nuestros amigos los mejillones. Dan ganas de preguntarles: ¿Como estan ustedeeeeeeeeees? Aunque cuidado!! Hay ciertas voces que nos pueden llevar a confusión. Aquí podeis ver un ejemplo: http://www.espapod.com/abrelatas/index.php?id=4


Estos molusquitos ya son como de la familia y hasta da pena comérselos, así que vamos ya con la receta antes de que me arrepienta.


Empezaremos obviamente limpiando los mejillones y para llevar esto a cabo hay dos opciones: La primera es ponerlos bajo el grifo de casa y quitarles las barbas en bruto. Muy despiadado ¿verdad?. La otra opción es dejárselo a un profesional como mi amigo Luiso el peluquero, aunque va a salir más caro y es demasiado sofisticado para unos mejilllones no?

Vosotros decidís.


Una vez limpios los ponemos en una cazuela con un buen chorro de vino, echamos sal y los tapamos, cociéndolos a fuego fuerte hasta que se abran. Los separamos de las conchas y colamos el caldo resultante con un colador de tela para atrapar todas la impurezas. Si no teneis este tipo de colador, podeis utilizar un calcetín. Mientras no seais escrupulosos y no se entere ningún comensal, pueden servir perfectamente. Cosas peores he visto yo en algunas cocinas de más de cuatro tenedores.


Seguidamente doramos los ajos en una sarten con algo de mantequilla y añAdimos la harina de maíz. Removemos y vamos agregando el caldo de los mejillones poco a poco y cuando empiece a espesar, la nata líquida. Dejamos que vaya reduciendo y mientras ponemos a cocer la pasta. Yo he utilizado tallarines para la ocasión, pero cualquier pasta le va bien.

Tostamos unas hebras de azafrán en una sarten sin nada de aceite (con 4 hebras es suficiente; no abuseis que la cagais) y las machacamos junto a un pelin de agua. Lo añadimos a la salsa y bajamos el fuego casi al mínimo.


Añadimos las yemas junto al zumo de limón y los mejillones y mezclamos bien sin dejar que hierva. Una vez que la pasta esté "al dente", la escurrimos, la colocamos en una fuente y vertemos sobre ella la salsa con los mejillones.

Espolvoreamos con perejil picado y pa qué queremos más, amiguetes.


NOTA: Hay gente que para saber si la pasta está en su punto, recurre a la técnica de lanzar los spaguetti contra los azulejos de la cocina y si se despegan, se supone que estan listos. No hagais caso de esta chorrada, que además de no funcionar en absoluto es más cochinada aún que lo del calcetín. Lo mejor para saber que están "al dente" es hincarle el mismo y notar la textura.


OTRA NOTA: Se me olvidaba decir que si haceis esta receta en fin de semana, teneis que tener en cuenta que desde la entrada en vigor de la normativa comercial, los mejillones solo se abren los primeros domingos de cada mes. Avisados estais.


Cocinero en pruebas para esta receta: CARLOTA YARINES