jueves, 3 de mayo de 2007

POLLO A LA NARANJA


POLLO A LA NARANJA

(para 2 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1 Pechuga Entera de Pollo

- 1 Naranja

- 1 Vaso de Zumo de Naranja (no vale Fanta, espabilaos)

- 4 Cucharadas Grandes de Mermelada de Naranja Dulce

- 1 Cucharada de Miel

- Harina de Arroz o de Maíz

- Salsa de Soja


ASÍN SE HACE:

Tras publicar en este mismo blog nuestra exitosa receta de pollo al limón, pude apreciar que en los días sucesivos a este hecho, las naranjas del frutero me miraban de reojo, con un atisbo de celos y cierto resentimiento. Y yo, que soy un bendito, les prometí contar con ellas para mi próxima receta de polllo. He cumplido mi promesa y esto fue lo que pasó:


Primero lavé bien el pollo y lo corté en dados de unos 2 cms, que sumergí en zumo de naranja y dejé macerar en el frigo durante dos horitas. Pasado ese tiempo, pasé a la primera fase de la receta para lo cual, tuve que cogerme un cabreo importante, llenarme el pelo de harina, ponerme maquillaje verde y romperme los vaqueros. Dicho de otra manera: me convertí en el "increíble Hulk-ito" y no tuve más remedio que hacer La Masa.

Para ello, mezclé 3 partes de harina de arroz con 1 parte de agua fría hasta conseguir una masa de tempura (os acordais ¿verdad?), donde bañe los trozos de pollo bien escurridos.


Seguidamente los fui friendo en aceite no excesivamente caliente, con el objetivo de que se doraran, pero sin quedarse crudos por dentro. Mientras tanto, puse a calentar en un cazo la mermelada, la miel y media naranja exprimida. La otra media naranja (la mía), me observaba atentamente mientras se le encendían los ojos de puro placer. Una vez que estuvo caliente (jejejeje, la salsa, me refiero), añadi un chorrito de salsa de soja y le di unas cuantas vueltas hasta que el contenido del cazo tomó aspecto meloso.


Lo siguiente que hice fue añadir los trozos de pollo al cazo y mantenerlo un par de minutos al fuego, hasta que vi que el pollo había absorbido parte de la salsa de naranja. Luego puse (o dispuse) el pollo en una fuente, decoré con unas rodajitas de naranja y después le bañé, no bajo la fuente, sino con el resto de la salsa.


El que se tuvo que bajar a la fuente fui yo, a quitarme la harina del pelo y descabrearme para volver a mi estado normal, que curiosamente es bastante anormal. Me alegró ver que las naranjas también se habían descabreado y que las muy puñeteras me sonreían desde el frutero; esta vez en forma de gajos.


Cocinero en pruebas para esta receta: CARMEN ESTRA

1 comentario:

Lugosi dijo...

carnal tu receta se escucha extremadamente exquisita , me dare a la tarea de prepararla pero con tu permiso puedo intentar algun toque personal ?

prometo mandar resultados


saludos

-----Lugosi