jueves, 3 de mayo de 2007

PATATAS BOMBAY


PATATAS BOMBAY

(para 4 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1 Kg. de Patatas

- 1 Chile o Guindilla

- 1 Trozo de Jengibre Fresco

- 2 Cucharadas grandes de Mantequilla

- 1 Cucharada grande de Cilantro Picado

- 10 o 12 Tomates Cherry

- Especias Orientales al Gusto


ASÍN SE HACE:

Debido al origen hindú de esta receta, lo primero que haremos para entrar en ambiente, será cortar el culito de un tomate cherry y pegarnoslo entre ceja y ceja. Si veis que se cae, podeis probar con una chincheta roja y así de paso, damos nuestros primeros pasaos como fakires.


Vamos a comenzar poniendo una olla al fuego en la que sumergiremos las patatas ya lavadas pero sin pelar. Mientras se cuecen, vamos recopilando todo tipo de especias orientales que tengais por casa. Al decir "orientales" me quiero referir a los cominos, curry, canela, sésamo, nuez moscada, galanga, cúrcuma, etc..., evitando otras especias más "mediterráneas" como el orégano, el pimentón, el tomillo, el romero y otras hierbas sospechosas. Hasta aqui todo claro no? Bien. Seguimos.


Una vez cocidas las patatas (unos 20 min. aprox., para que no queden excesivamente blandas) las enfriamos bajo el grifo, las pelamos y las cortamos en trozos grandes. Este es el proceso: Cocelas, pelalas, enfríalas y trocealas. A continuación buscamos una sarten grande y ponemos la mantequilla a calentar. Cuando se derrita, añadimos el chile bien picadito y el jengibre rallado. Saltemaos brevemente y comenzamos a agregar las especias sin dejar de remover.


Las proporciones de las especias va un poco en gustos. Yo os recomendaría ser especialmente generosos con el curry y más moderados con los cominos y la canela. Una vez que esten bien mezcladas todas las especias y hayan tomado el aspecto de una crema oscura, agregamos las patatas con cuidado de no romperlas y las volteamos unas cuantas veces en la sarten (hay que tener un brazo como el de Popeye para ésto), hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado bien y las patatas queden bien impregnadas.

Retiramos del fuego y las servimos en una fuente de alimentación, decorándolas con tomates cherry cortados por la mitad y cilantro picado.











Ya veis que no ha hecho falta montar ningun ritual funerario en el Tajo, ni hacer reverencias a ninguna vaca, ni viajar subido en el techo de un tren para conseguir traer la India hasta nuestra casa.

Lo hemos hecho gracias a la magia de la cocina, que algun dia tambien nos servirá para emular a Mecano y en breve ir maquinando la receta para preparar unas riquísimas "Patatas Hawaii".


Ah!!! Ya podeis quitaros la chincheta.


Cocinero en pruebas para esta receta: CECIL ANTRO