miércoles, 30 de mayo de 2007

ROTI DE PAVO A LA MANERA DE TONY (que no es lo mismo que aquel pavo llamado Tony Manero)

ROTI DE PAVO A LA MANERA DE TONY
(de 4 a 6 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1 Roti (redondo) de Pavo de 1 Kg. aproximadamente

- 1 Cebolla Grande

- 1 Zanahoria

- 2 Dientes de Ajo

- 1 Vaso de Vino Tinto (yo utilicé 2)

- Y nada más. De verdad.


ASíN SE HACE:


Bueno. Por fin he subido la receta de mi gran amigo Tony, el otro guitarrista de mi grupo y gran colega, que también se lo curra muy bien entre los fogones. Aquí le teneis:


Hace poco le llamé y tras saludarnos me dijo: "bueno, y qué tripa se te ha roti?" .-- "De eso mismo quería yo hablarte"-- contesté yo. Y le pedí que me pasara la receta de este exquisito plato, que tuve la suerte de probar varias veces en su casa.




Lo primero que me dijo Tony es que tenía que fijarme bien, en que el pavo estuviera muerto, sin plumas y sin moco (?¿?¿?)

Bien. Hasta aqui todo correcto. Lo siguiente que debía hacer era salpimentar el redondo, ponerlo en una cazuela con aceite de oliva y dorarlo bien por todas partes con el fin de sellarlo para que todos los jugos quedaran en su interior.


A continuación tenía que trocear una cebolla, una zanahoria y dos dientes de ajo y agregarlos a la cazuela. Ya solo quedaba el vaso de vino tinto, tapar la cacerola y cocer durante 40-45 minutos a fuego medio.

Eso del vino no me había quedado demasiado claro, pero tampoco era plan de volver a llamar a Tony y hacer el ridículo (con lo fácil que era la receta), así que lo que hice, fue apretarme yo un vaso de vino y el otro lo eché en la cazuela por si acaso.


Durante el proceso, solo tuve que vigilar que no se quedara demsiado seco y agregar un pelín de agua en una ocasión. Así de sencillo fue.


Para presentarlo, solo tuve que ser cortés y decir: "aqui el Roti, aqui unos amigos". Después lo corté en filetes de unos 2 cms y lo napé con su propia salsa. Sobra decir que estaba jugosísisimo y muy muy rico.


Gracias por la receta, Antonio. Hoy he aprendido que jamás me aburriré en la cocina y que siempre hay un roti para un descosido. Muy guapa la foto, por cierto.


Chef indiscutible: TONY MELLADO - Cocinero en pruebas: JULITO

lunes, 28 de mayo de 2007

HUEVOS ASADOS CON CHAPAPOTE



HUEVOS ASADOS CON CHAPAPOTE

(para 2 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 4 Huevos

- 4 Rebanadas de Pan de Pueblo

- 1/2 Cebolla

- 1/2 Pimiento Verde

- 1 Tomate

- 1 Diente de ajo

- 1/2 Vaso de Vino Blanco

- Tinta de Calamar

- Jamón Ibérico en Virutas


ASíN SE HACE:

Espero que nadie se haya asustado al leer la palabra "chapapote". No pasa nada hombre. Esto son solo unos hilillos de plastilina que bla, bla, bla............

Joer. Ojalá que a partir de aquel desastre, solo tengamos que utilizar esa palabra en tono jocoso como lo hemos querido hacer para bautizar esta receta.


El verdadero secreto de este plato está precisamente en esta salsa de color negro o "chapapote" . Para prepararla, cortamos la cebolla y el pimiento en juliana y lo rehogamos junto a un tomate rallado, un tomate rallado, un tomate rallado, un tomate rallado, un tomate rallado, un tomate rall........ Seguidamente, machamos en un mortero un diente de ajo con un poco de pan frito y lo añadimos al sofrito.

Agregamos tambien la tinta, una pizca de sal y el vino blanco dejándolo al fuego unos 15 minutos. A continuación lo pasamos por la batidora y lo refinamos colándolo por el chino.


Si en lugar de tinta industrial precocinada, utilizais tinta auténtica de calamar, debeis cocinar por un espacio de tiempo más prolongado con el fin de eliminar ciertas toxinas que contiene, sobre todo si el calamar era fumador o toxicéfalo, aunque yo de pequeño me bebí un bolígrafo Bic enterito y aqui sigo.


Tras el consejo, vamos a ir preparando las bases donde iran los huevos para lo cual vamos a necesitar una buena hogaza de pan de pueblo.

Para los que vivis en ciudad, supongo que lo podreis encontrar en grandes superficies o panderías especializadas. No creo que tengais ninguna dificultad. Al menos los pueblerinos como yo, no tenemos ningun problema pa encontrar pan bimbo. A ver si resulta que ahora estamos más avanzaos aquí que en las capitales.


Venga. Seguimos.


Cortamos cuatro rebanadas de 1 cm de espesor y las freimos en aceite de oliva hasta que se doren ligeramente. Después las dejamos escurrir en papel absorbente, las colocamos en una fuente de horno y las bañamos bien con nuestra salsa "chapapote", dejando que se empapen bien.

A continuación hacemos una hendiura con el culo de un cacillo y vamos cascando los huevos, procurando atinar con las yemas en las hondonadas que le hemos hecho al pan.


Lo metemos al horno precalentado a 130º durante 8 minutos aproximadamente. Será tiempo suficiente para que cuaje la clara del huevo, aunque ahora que lo pienso, cuando Mari Carmen me dijo: "tienes los huevos negros", ya no sé si fué porque ya estaba terminada la receta o porque se me había olvidado comprar el pan. Ya lo dudo eh?


Bueno. Ya solo queda emplatar (un emplate es una "x" en la quiniela) y espolvorear con virutas muy finas de jamón ibérico. De ahí a la mesa y de la mesa al buche.



NOTA: Como partidario total del reciclaje, os aconsejo que en caso de sobrar tinta, con un poco de paciencia y una jeringa, la aprovecheis para rellenar los cartuchos de la impresora. Aqui no se tira nada. La pena es que no hayan sido descubiertos aun los calamares con tinta magenta o cyan.


Cocinero en pruebas para esta receta: HARRY CHAPAPOTTER


viernes, 25 de mayo de 2007

LOMBARDA SALTEADA



LOMBARDA SALTEADA

(para 4 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1 Lombarda de 1 Kg. aprox.

- 1/2 Cebolla

- 1 Manzana

- 2 Docenas de Pasas

- 2 Cucharadas de Mantequilla

- Vinagre Balsámico


ASÍN SE HACE:

Estoy seguro de que no comeis lombarda más a menudo por el tema del olor que desprende al cocerla. Con otras coles pasa lo mismo, aunque.................¿quien ha dicho nada de cocer?
Aqui seguimos yendo a contracorriente que es lo que mejor se nos da.

Así que vamos a comenzar cortando la lombarda en tiras muy finas, y hacemos lo mismo con la cebolla. Después cogemos una manzana y nos la pelamos (la manzana, se entiende) cortándola en pequeños cuadraditos.

Vaya escabechina que hemos preparado eh?


A continuación ponemos 2 cucharadas grandes de mantequilla en una sarten grande (todo grande) y una vez derretida, añadimos la manzana y la cebolla y las pochamos durante dos minutos.

Para los que no sepan que es pochar, os cuento que se trata de una técnica de cocción a fuego suave para que las verduras "suden" hasta quedar tiernas. Tambien había un programa en la tele hace tiempo que presentaba el ínclito Ramón García que se llamaba "¿Que apochamos?" cuya sintonía musical causó algun que otro derrame cerebral en el tobillo.

¿Os acordais? Si no os acordais, mejor.


Pos eso. Una vez pochadas la cebolla y la manzana, agregamos la lombarda junto a un puñadito de sal y saltemaos bien, subiendo el fuego a tope.

¿Veis como no huele mal? Otro consejito: No metais nunca la nariz encima de un guiso, que además de escaldaros la cara, el olor puede llevar a confusión.

En cocina ( y también en química) se utiliza la palma de la mano para atraer el vapor hacia las napias y captar el aroma más sutilmente. Es muy facil, pero no os emocioneis. He de confesar que la primera vez que yo lo intenté, lo hice con tanta vehemencia que me metí un tremendo guantazo en la nariz yo solito. No veas que lagrimones se me caían.


Cuando veamos que la lombarda adquiere un color más vivo, añadimos las pasas, una cucharada de miel y el vinagre balsámico. Un minutito más al fuego y listo. No sé si tendrá algo que ver el color, pero os aseguro que os vais a poner moraos.



Cocinero en pruebas para esta receta: Mª ANGELES PAGUETTIS

jueves, 24 de mayo de 2007

CANELONES DE GAMBAS Y CARACOLES



CANELONES DE GAMBAS Y CARACOLES

(para 4 personas humanas)


INGREDIENTES:

-1 Paquete de Canelones de 125 g. (unas 20 placas)

- 1 Frasco de Caracoles en Conserva

- 150 g. de Gambas

- 250 g. de Champiñón

- 50 g. de Jamón Ibérico

- 100 g. de Mozarella

- 2 Chalotas

- Aceitunas Verdes sin Hueso

- Aceite de Oliva Virgen


ASÍN SE HACE:

Hace poco estabamos liaos con la lumbre, con las uñas más negras que el sobaco de un grillo y hoy sin embargo toca lo que algunos no dudarían en calificar de "delicatessen".

Ya sabeis que yo soy muy apañao (igual te plancho un huevo que te frio una camisa) y de vez en cuando me gusta ponerme en plan pijo, así que voy en busca de mi delantal Lacoste y mis sartenes de Adolfo Domínguez que empezamos ya mismo.


En primer lugar, sacamos los caracoles del frasco y los vamos extrayendo de sus conchas desechando la parte final del bicho, que es más blanducha y más fea. Ni que la parte válida fuera una preciosidad, estareis pensando. Y no os falta razón. Lo sé.

El caracol es un animal que necesita un cambio de imagen urgente, aunque yo no lo veo.

¿Os imaginais un caracol con gafas y con el pelo rizao como el que salía en Barrio Sésamo?.............¡¡No jodas!! Menudo susto. Pa una vez que crean un personaje infantil inspirado en un caracol y vaya una cagada.


En fin....Cuando tengamos los caracoles desahuciados de sus casas, ponemos a hervir agua con abundante sal y vamos añadiendo las placas de los canelones, teniendo en cuenta el tiempo de cocción que indica el fabricante.

Mientras cuece la pasta, picamos finamente los caracoles y hacemos lo mismo con el champi, las chalotas, las gambas y el jamón.

Calentamos una sarten con un chorrito de aceite y añadimos todo ese picadillo, pochándolo a fuego medio durante 15 minutos.

Una vez escurrida la pasta en un colador de Armani, vamos elaborando los canelones poniendo un gordo en la Puerta del Sol (léase: el relleno en el centro) y vamos enrollando.


Mientras reposan los canelones y la pasta absorbe todo el sabor del relleno, preparamos una bechamel (que no voy a explicar como se hace porque ya teníais que saberlo) y la vertemos sobre los canelones. Espolvoreamos con la mozarella rallada y a gratinar.


Sacamos del horno con la manopla de Victorio y Lucchino y servimos bien caliente acompañado de unas cuantas aceitunas batidas con aceite de oliva.


Os dejo, que tengo una cita con el yerno de Aznar (que chaval más sencillo eh?) para hablar de cocina pija, jugar un partido de pádel y despues un futbolín en mi barrio. Se va a enterar éste, jejejejeeee.


Cocinero en pruebas para esta receta: JAVI CHISOOISE

viernes, 18 de mayo de 2007

TARTALETAS DE QUESO CON MELOCOTÓN

TARTALETAS DE QUESO CON MELOCOTÓN

(para 4 tartaletas de 8 cms de diámetro)

INGREDIENTES:

- 1 Docena de Galletas Campurrianas

- 200 g. de Queso Fresco de Cabra

- 400 g. de Queso Mascarpone

- 100 g. de Nata Montada

- 2 Mitades de Melocotón en Almíbar

- 2 Cucharadas Soperas de Azúcar

- 80 g. de Mantequilla

- 1 Chupito de licor Amaretto o Cointreau

- Almendras Fileteadas


Esta tarta que tenéis ante vuestros ojos, jamás la veréis en un hospital, ni en avión, ni en un cumpleaños. Hasta veo difícil que podáis llegar a verla en un restaurante.

Esta es de esas tartas que solo se pueden comer en casa. Si creéis que tiene buena pinta, esperad a probarla. Ya estoy empezando a presentir que de mañana no pasa para que la hagáis.


ASÍN SE HACE:

Comenzamos partiendo las galletas en trozos pequeños y poniéndolos en el vaso de la batidora. La cantidad la dejo un poco a vuestra elección porque va a depender un poco del tamaño de los moldes. Si no teneis, podeis improvisar unos moldes de cartulina pegada con celo, procurando evitar los tubos del papel higiénico por ser excesivamente pequeños.

Damos caña a la batidora y cuando las galletas hayan sido reducidas a polvo, añadimos el licor y la mantequilla previamente derretida en el mini-ondas. Continuamos batiendo hasta formar una pasta espesa, que será la base de las tartaletas. Disponemos los moldes en platos individuales y vamos depositando la mezcla en el fondo de los mismos, repartiéndola bien.

Lo ideal es que el grosor de la base no supere el medio centímetro. No hay que pasarse, ni tampoco quedarse corto.

Lo digo porque hay gente (sobre todo ecologistas de los 80) que siguen con el resquemor de aquello de "¡¡OTAN NO, Bases Fuera!!" y son capaces de hacer las tartas sobre un CD, sin base ni nada. No seamos radicales, por favor.

Lo siguiente que haremos, será trocear el queso fresco de cabra y añadirlo al vaso de la batidora junto con la nata montada del Canadá y 2 cucharadas soperas de azucar.

Batimos hasta ver que que la mezcla está homogénea.

Seguidamente, cortamos el melocotón en pequeños cuadraditos y lo mezclamos con el mascarpone en un bol. Ya tenemos los dos quesos: por un lado el fresco con la nata y el azúcar, y por otro el mascarpone con el melocotón. Pues bien, solo hay que juntarlos y mezclarlos bien .........¡¡¡¡SIN BATIR!!!! ......

Cuidadin con esto, que a veces nos dan una batidora y nos creemos Anthony Perkins en Psicosis. Tranquis.

Ya solo queda rellenar hasta arriba los moldes con la mezcla obtenida y decorar con las almendras fileteadas y unas cortecitas de limón.

Por cierto.....¿son imaginaciones mías o los trozos de limón que he puesto para la foto se parecen mucho al angrama de Heroes del Silencio?


Cocinero en pruebas para esta receta: TOMÁS CARPONE


RAPE ALANGOSTADO CON GELATINA DE GAMBAS



RAPE ALANGOSTADO CON GELATINA DE GAMBAS

(para 2 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 2 Colas de Rape

- 100 g. de Gambas Peladas

- 1 Puerro

- 1 Zanahoria

- 1/2 Vaso de Cerveza

- 1 Sobre de Gelatina Neutra

- 1 dcl. de Mayonesa con Ajo /u/o/y ali-oli

- Aceite de Pimentón


ASÍN SE HACE:

Como en este seminario de cocina tenemos menos dinero que Espinete (el pobre no tenía bolsillos) y no había presupuesto para langosta, me propuse emular dicho crustáceo sirviéndome de la textura que posee este pescado que, además de estar exquisito, tiene una particualridad que lo hace exclusivo: al tratarse de Rape, nos encontramos ante el único pez que adivina el futuro.

Asombroso ¿verdad?


No llegué a fijarme si vestía túnica o llevaba gafas porque me lo entregaron ya limpio en la pescadería, pero muy buen adivino no tenía que ser porque en ningun momento presagió que terminaría en el horno de mi casa. O por lo menos no lo dijo.

Bueno, vamos ya con la receta joé, que siempre me pasa igual.


En primer lugar, cogemos un cuchillo bien afilado y con mucha precaución quitamos la espina de las colas, teniendo cuidado de no romper mucho el pescado. Juntamos las dos partes y las atamos con hilo de bramante con el fin de que se compacte lo más posible y al mismo tiempo simular los pliegues típicos de la langosta, formando una especie de anillos con el hilo. Añadimos sal, un chorrito de aceite de oliva y pimentón.



Enrollamos las colas en papel de aluminio apretando fuerte y sellándolo bien. Lo metemos al horno durante 40 minutos a 180º y con esto ya tendremos listo el pescado.


Vamos ahora con el fumet (no confundir con el cantautor Joan Baptista) o caldo de pescado.

Para prepararlo solo hay que poner a cocer agua y agregar el puerro, la zanahoria y las espinas que hemos quitado al pescado. Cuando hierva, añadimos la cerveza y escaldamos las gambas en este caldo durante unos escasos 30 segundos, reservándolas para después.


En ese mismo caldo, añadimos el sobre de gelatina (siempre obervando las proporciones que indica el fabricante) y retiramos del fuego. Seguidamente colocamos unas cuantas gambas en el fondo de unas flaneras y vamos rellenando con el fumet.

Cuando el pescado y las flaneras esten a temperatura ambiente, los pasamos al frigo y dejamos que se enfrien hasta ver que ha solidificado la gelatina.


Por último, para montar el plato desempaquetamos las colas de rape y las colocamos a un lado. Junto a ellas ponemos la gelatina desmoldada y decoramos añadiendo un poco de ali-oli rebajado con agua y aceite de pimentón. Y ya que estamos en plan super-pijo-osea-que-te-cagas......rematamos la faena añadiendo una cucharadita de huevas de pescado.

Ya vamos pillando nivel eh?


Cocinero en pruebas para esta receta: ANGEL ATINA

lunes, 14 de mayo de 2007

CHIPS DE BERENJENA CON CANGREJO Y AGUAMIEL

CHIPS DE BERENJENA CON CANGREJO Y AGUAMIEL

(para unos cuantos)


INGREDIENTES:

- 2 Berenjenas Medianas

- 8 Palitos de Cangrejo

- 2 Rodajas de Piña en Almibar

- 1 Huevo Cocido

- Harina

- Mayonesa


ASÍN SE HACE:

Hace unos años, un tío me engatusó de tal forma que consiguió venderme un búho, garantizándome que en poco tiempo podría aprender a hablar. Pasados unos meses, me preguntó por el bicho susodicho a lo cual yo respondí que, hablar no hablaba, pero sin embargo se fijaba mucho. El animalito ponía ganas, joer. Y eso es lo que hago yo cuando pruebo algo que de verdad me gusta: me fijo muchísimo.


El otro día estuve en un concurso de tapas que se celebraba en Piedralaves, un pueblo vecino donde se lo montan realmente bien con el tema de los aperitivos, y me sorprendió gratamente esta tapa que nos ofrecieron en el bar Culture. Así que, con permiso de los autores, vamos a tratar de versionearlo.

Es muy fácil, ya vereis.


En primer lugar, vamos a preparar una ensalada de cangrejo que nos servirá de relleno para los chips. Y para ello vamos a picar finamente los palitos de cangrejo junto a la piña y la clara del huevo cocido. Añadimos la mayonesa y ya tenemos lista la ensalada.

Se hace en un minuto (siempre que el huevo ya esté cocido, claro).

Seguidamente cortamos las berenjenas en rodajas ultrafinas y las dejamos que suelten su agua sobre un paño. A continuación les añadimos sal, las pasamos por harina sacudiendo el exceso y las freimos en aceite de oliva hasta que se doren. Escurrimos en papel de cocina aunque........cuidado!!!!!!

Tened en cuenta que las berenjena está cortada muy muy fina. A ver si vais a poner un papel de cocina demasiado absorbente y se chupa también las berenjenas!!!!!


Bien. Una vez escurridos los chips , los disponemos en uno o varios platos, y vamos agregando ensalada y vamos colocando otro chip por encima a modo de pequeño "sandwich".

Cuando los tengamos todos (según la ley de Murphy, fijo que salen impares), añadimos por encima unas gotas de miel rebajada con agua y nos lo comemos tal cual.




No voy a decir que estan cojonudos porque suena muy grosero. Solo digo que teneis que probarlo. ¡¡Están de puta madre!!!


NOTA: Gracias y un saludo a mi gran amigo y guitarrista del grupo, Guille, que fue el que me puso al corriente del concurso de tapas y el que me dió la inspiración al contarme el puto chiste del búho.


Cocinero en pruebas para esta receta: PACO LIFLOR

VERDINAS CON MARISCO


VERDINAS CON MARISCO

(para 6 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1/2 Kg. de Alubias Verdinas

- 3 Nécoras

- 200 g. de Chirlas

- 200 g. de Langostinos

- 200 g. de Mejillones

- 1/2 Kg. de Sepia

- 1 Cebolla

- 1 Zanahoria

- 1 Tomate Maduro

- 2 Dientes de Ajo

- 1/2 Vaso de Brandy

- Pimentón

- Azafrán


ASÍN SE HACE:

Tenemos delante a una de las legumbres más finas y sofisticadas de nuestro territorio: la judía verdina. Orihunda de Asturias (concretamente de la comarca de Llanes), resulta ideal para prepararla con pescados o mariscos. Es algo difícil encontrarlas fuera de la región; de ahí su elevado precio. Pero merece la pena probarla. Este es su estupendo aspecto:



Comenzaremos suponiendo que hemos tenido las alubias en remojo desde la noche anterior (para variar, a mi se me olvidó). Las escurrimos y las ponemos en una olla con suficiente agua para que las cubra. Agregamos un puerro, una zanahoria, media cebolla y dos dientes de ajo chafados, previamente tostados en el miniondas.

Añadimos un puñadito de sal y esperamos que hierva.


Es el momento de desespumar y añadir un vaso de agua fría para romper momentaneamente la cocción. Es lo que en cocina se llama "asustar" y si no me equivoco es para que las legumbres queden más tiernas. Yo (arriesgando como siempre), quise probar con otra técnica y les dije a las alubias que David Civera y King Africa iban a grabar un disco de duetos. Pero al ser del Norte, las judías no se asustaron ni de coña. Ni se inmutaron. Me lo llegan a decir a mi y me cago en los pantalones en ese mismo momento.

Continuamos picando finamente la 1/2 cebolla restante y la pochamos junto a un poquito de azafrán. Reservamos y mientras las verdinas cuecen a fuego lento, abrimos las nécoras separando las patas del caparazón y lo saltemaos todo en una sarten.

A continuación añadimos el tomate picado, el pimentón y el brandy. Mezclamos bien y vamos añadiendo agua hasta preparar una especie de fumet que dejaremos cocer durante unos minutos.



Le toca el turno a las chirlas para lo cual pondremos al fuego una sarten con ajo picadito en la que saltearemos las chirlas hasta que se abran. Retiramos y reservamos.

En la misma sarten (ya no me quedaban más), saltemaos la sepia cortada en aros y la agregamos a las alubias.

Uf..............Respiramos y recogemos un poco la cocina.

Pasada una hora de cocción, retiramos todas las verduras del guiso dejando únicamente las alubias y la sepia.

Desechamos los ajos y la cebolla y trituramos la zanahoria y el puerro junto a los pechos de las nécoras (dejaremos las patas para decorar) y parte del fumet. Lo pasamos por el chino y lo añadimos a las verdinas.


Dejamos cocer hasta que las judías esten tiernas y a falta de 5 minutos, agregamos todo el marisco que teníamos reservado: los langostinos pelados, las chirlas, los mejillones y las patas de las nécoras.

Rectifimaos el punto se sal y servimos inmediatamente, intentando ser ecuánimes en el reparto del marisco.



NOTA: No es una receta fácil. Lo sé. Tiene mucha elaboración y se manchan muchos cacharros, pero el resultado es sencillamnete sublime sobre todo si lo acompañamos de un buen vino blanco. Receta ideal para preparar un domingo por la mañana y avisar a los colegas pa comer.


Cocinero en pruebas para esta receta: ESTEBAN DERILLAS


jueves, 10 de mayo de 2007

HUMMUS EN CANAPÉ


HUMMUS EN CANAPÉ

(para unos cuantos o egoistamente, para uno solo)


INGREDIENTES:

- 200 g. de Garbanzos Sobrantes del Cocido

- 1 Limón

- 1 Dcl. de Aceite de Oliva Virgen

- 1 Tomate

- Cominos

- 1 Diente de Ajo

- Semillas de Sésamo


ASÍN SE HACE:

Tal vez en España no resulte demasiado familiar este "hummus" o crema de garbanzos. Sin embargo, en otros paises mediterráneos como Chipre, Grecia o Turquía, este plato es todo un referente y lo cierto es que no me extraña. Quizá somos excesivamente conservadores a la hora de preparar ciertas legumbres y muchas veces no sabemos lo que nos estamos perdiendo.


Supongo que como a mí, os encanta el cocido y seguro que, como yo, sois brutotes y siempre echais suficientes garbanzos como para estar comiendo cocido durante un periodo de glaciación completo. ¿Verdad que es así?

Pues bien. En esta ocasión vamos a aprovechar todo ese excedente de garbanzos y nos vamos a currar un riquísimo hummus.


Para ello, cogemos el vaso de la batidora y agregamos los garbanzos junto a un buen chorro de aceite de oliva virgen, el zumo de 1 limón y una cucharada pequeña de semillas de sésamo. Le damos caña a la batidora hasta que la mezcla adquiera un aspecto untuoso y podamos poner el vaso boca abajo sin que se caiga (poneos unas gafas de natación por si las moscas)


El Hummus como tal ya esta listo, aunque para no perder las buenas costumbres, vamos a ir un poco más lejos (concretamente hasta el frigo) y vamos a realzar aun más el sabor del plato, preparando unos deliciosos canapés como base. Para ello, frotamos con ajo unas cuantas rebanadas de pan tostado y espolvoreamos sobre las mismas una pizca de comino molido. Cortamos el tomate en rodajas ultrafinas, las colocamos sobre los panes y ahora sí, untamos el hummus por encima.

Decoramos con aceitunas negras picadas y pimentón ahumado.

Este plato se come frío pero si le añadís un poco de cilantro picado, el resultado será aun mas refrescante.

Y para terminar de disfrutarlo, os dejo con un verso precioso dedicado a la materia prima de esta receta que dice: "Como sé que te gustan los garbanzos torraos, por debajo la puerta te los echo a puñaos (Anónimo)".


NOTA: Si se os ha hecho la boca agua (no es para menos) y no quereis esperar a hacer cocido, podeis utilizar garbanzos de frasco. El resultado no será posiblemente tan bueno, pero claro....ser tan ansioso tiene su precio.


Cocinero en pruebas para esta receta: LUCAS TAÑAS

ESPÁRRAGOS FRITOS

ESPARRAGOS FRITOS

(para 2 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1 Manojo de Espárragos Trigueros

- Aceite de Oliva

- Sal

- Limón

- Pimienta Negra


ASÍN SE HACE:

¿Hace mucho que nadie os manda a frir espárragos? Pues creo que es el mejor momento para hacerlo porque estamos en plena temporada.

Que nadie se ofenda, pero si no teneis nada mejor que hacer y os gusta comer bien........¡¡¡ iros todos a freir espárragos!!!. Es un consejo que me vais a agradecer.


Lo único que vamos a necesitar es una sarten mas bien grande con objeto de dar cabida al mayor número de espárragos posible, que vamos a llenar con abundante aceite de oliva y que vamos a poner a fuego medio. Si teneis freidora, mejor aún.


Mientras se calienta el aceite, cortamos la última cuarta parte (la más blanquecina) de los espárragos y si son silvestres, los pasamos por el chorro de agua fría para quitarles la tierrecilla. En caso de comprarlos en el hiper, lo haremos a la inversa, es decir, los impregnaremos un poco en arena (el que tenga gato lo tiene más fácil) pa que parezca que los hemos cogido y así poder fardar de lo fieras que somos buscando espárragos.


No me hagais caso eh?. Es posible que los manojos que venden en los supermercados sean precisamente los mejores para realizar esta receta. Los silvestres son más finos y tambien más amargos con lo cual son menos indicados para freir.


¿Por donde iba?............Ah si!!! Una vez cortados los espárragos, los echamos al aceite bien caliente y los vamos girando hasta ver que las puntas empiezan a dorarse. En ese momento los sacamos y los ponemos sobre papel absorbente.

Sin dejar que se enfrien, los ponemos en una fuente y les añadimos aceite de oliva crudo, bastante sal, un chorro de limón y pimienta negra recién molida. Es MUY, pero que MUY importante que no pierdan temperatura a la hora de servirlos porque a pesar de no llevar válvula, se desinflan facilmente.



Hala. Otra receta fácil y rápida. Para los que no hayais probado los espárragos fritos va a ser toda una experiencia. Y no es por despreciarlos en revuelto o en tortilla, pero podeis creerme cuando os digo que la manera más sabrosa de comer espárragos, es esta que hemos contado. Palabrita de Abrelatas.


Cocinero en pruebas para esta receta: AMPARO De CEBOLLA

PASTA CON MEJILLONES AL AZAFRÁN


PASTA CON MEJILLONES AL AZAFRÁN

(para 4 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1/2 Kilo de Tallarines al Huevo

- 1 Kg de Mejillones

- 1 Diente de Ajo

- 2 Yemas de Huevo

- 4 Hebras de Azafrán

- 1 Cucharada de Harina de Maiz

- 1 Vaso de Vino Blanco

- 1 Dcl. de Nata Liquida

- 1/2 Limón


ASÍN SE HACE:

De nuevo hacen acto de presencia nuestros amigos los mejillones. Dan ganas de preguntarles: ¿Como estan ustedeeeeeeeeees? Aunque cuidado!! Hay ciertas voces que nos pueden llevar a confusión. Aquí podeis ver un ejemplo: http://www.espapod.com/abrelatas/index.php?id=4


Estos molusquitos ya son como de la familia y hasta da pena comérselos, así que vamos ya con la receta antes de que me arrepienta.


Empezaremos obviamente limpiando los mejillones y para llevar esto a cabo hay dos opciones: La primera es ponerlos bajo el grifo de casa y quitarles las barbas en bruto. Muy despiadado ¿verdad?. La otra opción es dejárselo a un profesional como mi amigo Luiso el peluquero, aunque va a salir más caro y es demasiado sofisticado para unos mejilllones no?

Vosotros decidís.


Una vez limpios los ponemos en una cazuela con un buen chorro de vino, echamos sal y los tapamos, cociéndolos a fuego fuerte hasta que se abran. Los separamos de las conchas y colamos el caldo resultante con un colador de tela para atrapar todas la impurezas. Si no teneis este tipo de colador, podeis utilizar un calcetín. Mientras no seais escrupulosos y no se entere ningún comensal, pueden servir perfectamente. Cosas peores he visto yo en algunas cocinas de más de cuatro tenedores.


Seguidamente doramos los ajos en una sarten con algo de mantequilla y añAdimos la harina de maíz. Removemos y vamos agregando el caldo de los mejillones poco a poco y cuando empiece a espesar, la nata líquida. Dejamos que vaya reduciendo y mientras ponemos a cocer la pasta. Yo he utilizado tallarines para la ocasión, pero cualquier pasta le va bien.

Tostamos unas hebras de azafrán en una sarten sin nada de aceite (con 4 hebras es suficiente; no abuseis que la cagais) y las machacamos junto a un pelin de agua. Lo añadimos a la salsa y bajamos el fuego casi al mínimo.


Añadimos las yemas junto al zumo de limón y los mejillones y mezclamos bien sin dejar que hierva. Una vez que la pasta esté "al dente", la escurrimos, la colocamos en una fuente y vertemos sobre ella la salsa con los mejillones.

Espolvoreamos con perejil picado y pa qué queremos más, amiguetes.


NOTA: Hay gente que para saber si la pasta está en su punto, recurre a la técnica de lanzar los spaguetti contra los azulejos de la cocina y si se despegan, se supone que estan listos. No hagais caso de esta chorrada, que además de no funcionar en absoluto es más cochinada aún que lo del calcetín. Lo mejor para saber que están "al dente" es hincarle el mismo y notar la textura.


OTRA NOTA: Se me olvidaba decir que si haceis esta receta en fin de semana, teneis que tener en cuenta que desde la entrada en vigor de la normativa comercial, los mejillones solo se abren los primeros domingos de cada mes. Avisados estais.


Cocinero en pruebas para esta receta: CARLOTA YARINES

PERAS CARAMELIZADAS AL HORNO


PERAS CARAMELIZADAS AL HORNO

(para 4 personas humanas y golosonas)


INGREDIENTES:

- 4 Peras

- 2 Cucharadas Grandes de Margarina

- 2 Cucharadas de Azúcar Moreno

- 2 Tarrinas de Natillas

- Canela


ASÍN SE HACE:

Menudo postre tenemos para hoy. Un poquito cargado de calorías pero muy rico. Yo creo que son precisamente las calorías lo que hace que una comida sepa más buena. O si no....¿por qué todo lo que es light no sabe a ná?

Algo nos estan ocultando. Nos la quieren meter y no saben como. Esto creo que engorda, pero un caprichito nos podemos dar de vez en cuando. ¿O no?


Pues venga. Comenzamos pelando las peras, las cortamos por la mitad y les confesamos que ya no las amamos porque estamos enamorados de su mejor amiga, la manzana. Dicho de otra manera: les arrancamos el corazón. El enorme disgusto hará que se oxiden así que para evitarlo las rocíamos con unas gotas de zumo limón. Aunque ahora que lo pienso....¿para que? Si van a ir al horno y se van a tostar. Seré gilipollas!!!

Ná. Olvidad lo del limón.


Continuamos calentando la margarina en un cazo y mientras se derrite vamos añadiendo el azúcar y la canela y removemos hasta formar una especie de almíbar al que llamaremos "wonder-bra" ¿Por qué? Porque es para cubrir las peras.


Ponemos el horno a 200ºC y hornemaos las peras durante 15 minutos regándolas ocasionalmente con el almíbar wonder-bra. Mientras tanto calentamos las natillas (si son industriales como los Nine Inch Nails o Marilyn Manson, casi mejor) y vamos haciendo una base de natillas en los platos donde colocaremos por fin nuestras peras caramelizadas.

Decoramos con unas cáscaras de lima y nos lo comemos calentito. Mmmmmmm. Ya os adelanto que terminareis lamiendo el plato.


Cocinero en pruebas para esta receta: CRISTINA TILLAS

LANGOSTINOS AL ESTILO ORIENTAL Y TAL


LANGOSTINOS AL ESTILO ORIENTAL Y TAL

(para 2 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 500 g. de Langostinos Crudos

- 1/2 Cucharada de Pimienta Negra

- 1/2 Cucharada de Pimienta Rosa

- 2 Cucharadas de Jengibre Rallado

- 1 Diente de Ajo

- 1 Cucharada de azúcar

- 1 Cucharada de Sal

- Aceite Vegetal


ASÍN SE HACE:

Hola señoles. ¿Me lecueldan? Soy el mismo que hace unos días atlás les solplendió con mi leceta de pollo al limón. Hoy voy a intental lizal el lizo y les voy a sugelil un nuevo plato oliental.

Hay un viejo plovelbio que dice: "Si quiele comel manjal, plueba malisco chino, lo mejol que hay en la mal y no tiene que envidial a Lodolfo Langostino". Jajajaja. Que glacioso soy. Soy un cachondo eh? Ya me lo dicen en mi país: "No tenías que molilte nunca, cablonazo."


Bueno. Vamos a empezal cogiendo un moltelo en el que vamos a mezclal una cuchaladita de azúcal con otla de sal y los glanos de pimienta. Lo machacamos bien y leselvamos pala después. Continuamos pelando y decapitando los langostinos y estlujamos cabeza en contenido de moltelo.

Lavamos bien el malisco y si no tenemos mucha plisa les quitamos el hilo intestinal haciéndoles un colte en el lomo pol debajo de donde estaba pescuezo. Lo halemos con cuidado de no coltalnos, que despues sale sangle y tenemos que il a buscal tilita. Cuidadin eh?

Seguimos.


Ponemos aceite de gilasol en una salten y cuando esté caliente, saltemaos el ajo picado y el jengible lallado junto a los langostinos dulante 3 minutos aploximadamente. Acto seguido añadimos la mezcla del moltelo y salteamos dulante un minuto más.

Quitamos del fuego y decolamos con semillas de sésamo y tallo velde de cebolleta picado. Y ya tá.


NOTA: Podemos acompañal este plato con chips de gambas, que ya venden en cualquiel supelmelcado. Se hacen muy lápido. Solo hay que calental aceite y cuando empiece a humeal, vamos echando los chips que se halán en menos de 3 segundos. Conviene hacelos en poca cantidad polque clece mucho.

Plimelo es pequeño como moneda y despues aumenta hasta ponelse como oleja de choto.


Cocinero en pruebas para esta receta: YA-MING CHAO


COLES DE BRUSELAS A LA EXTREMEÑA


COLES DE BRUSELAS A LA EXTREMEÑA

(para 4 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 2 Frascos de Coles de Bruselas

- 1 Morcilla Asturiana (ah, pero...¿no era a la extremeña?.........- Sí)

- 1 Chorizo Asturiano (ya, pero....la receta es extremeña ¿no? ..........- Que sí)

- 1 Punta de Jamón (si quereis puede ser extremeño)

- 1/2 Cebolla

- 2 Lonchas de Bacon

- Pimentón Ahumado


ASíN SE HACE:

Antes de nada, debo decir que esta receta me pone muy nostálgico ya que, aparte del palo "lu", los chicles Bang Bang y los polos de horchata , este plato representa uno de los sabores que más marcaron mi infancia.

La primera vez que lo probé fue en casa de mi vecina Joaquina, una entrañable extremeña que era la bondad en persona. Pocas personas he conocido en mi vida que me hayan conseguido transmitirme tanta serenidad. Y recuerdo que, sorprendida por lo que me gustaban las coles de Bruselas, cada vez que las preparaba me traía un plato a casa.


Hace muchísimo tiempo que no la veo, con lo cual no sé exactamente los ingredientes. Pero mi exquisito paladar y mi excelsa pituitaria (a chulo no me gana nadie), a veces consiguen milagros.

Y puedo deciros que aún sin igualar la magnificencia de la receta de Joaquina, conseguí aproximarme bastante. Vamos allá pues.


Comenzamos poniendo la punta de jamón y las coles en una olla con suficiente agua para que las cubra. Después picamos finamente la cebolla y el bacon y lo pochamos a fuego suavecito con un poquito de pimentón. A los 10 minutos de cocción de las coles, agregamos la morcilla y el chorizo. Tapamos y aguardamos 20 minutos aproximadamente.


Añadimos el bacon y la cebolla al guiso y comprobamos el punto de sal, siempre con cuidadín de no quemarnos la lengua, que jode casi tanto como mordérsela. A continuación pinchamos el chorizo y la morcilla con un tenedor para que vayan soltando su juguillo y seguimos con la cocción durante otros 10 minutos.

Retiramos del fuego y servimos las coles acompañadas de su propio caldo y como no, de algunos trocitos de morcilla y choricito. Así de fácil.


No es un plato para comer antes de irse a montar en bici, ni para llevárselo en un tapper a la piscina. Aunque es cañerito, a mi me gusta comerlo de vez en cuando, aunque haga calor. Es como tomar gazpacho en invierno. ¿Por qué no? Solo os digo que estan buenísimas.


Gracias por la inspiración y allá donde estés, un besazo enorme Joaquina.


NOTA: Ya que he hecho un pequeño guiño a mi infancia, quisiera recalcar que yo estudié muy cerca de un colegio de pago y entre otras muchas cosas, aprendí que los colegios estatales, no tienen nada que envidiar a los coles de Bruselas. Que lo sepais.


Cocinero en pruebas para esta receta: ROMAN DARINAS

INVOLTINIS DE RÚCULA CON TARANTELA



INVOLTINIS DE RÚCULA

(para 2 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 4 Lonchas Gruesas de Jamon York

- 1 Bolsa de 100g. de Rúcula

- 1 Tomate Maduro

- 100 g. de Queso Ricota o Requesón

- 50 g. de Mozarella

- 50 g. de Parmesano


ASÍN SE HACE:

¿Otra receta italiana? ¿Otra más? ........ Pues si, que pasa!!! Sé que os encanta la cocina de nuestros "casi" vecinos los italianos, asi que espero que nadie se queje.

Además, con este plato en concreto vais a quedar maravillados ya que es muy sencillo de hacer, es super-mega sano y además está exquisito.


Comenzaremos cortando el tomate en cuadraditos y mezclándolo con la rúcula. Troceamos también la ricota en pequeñas migas y lo juntamos todo. Si por avatares de la vida no encontrais el jodío queso, podeis utilizar requesón o como recurso más sosillo y menos intrépido, queso fresco de Burgos.


Una vez mezclados estos ingredientes, agregamos sal y aceite de oliva como si estuvieramos preparando una especie de ensalada. Esta es la farsa ("relleno" en el idioma del imperio) con la que iremos enrollando las lonchas de jamón dejándolas bien colmaditas, como si fueran canelones.

Si sobra relleno, podeis aprovecharlos para rellenar unos tomates, unos champis o unos huevos (no sería el primer caso de ver que alguien mete relleno en los huevos).

En ningún caso lo useis para rellenar almohadas o cojines. Para eso ya estan las pelusas del ombligo, que además de ser más mullidas, no son productos perecederos y por supuesto, no dejan lamparones.



Ya solo falta colocar los involtini en una fuente de horno y cubrirlos con una mezcla de mozarella y parmesano rallados. Gratinamos durante 10 minutos en el horno y los servimos acompañados de unas láminas de tarantela.


Ahora os preguntareis..........¿y qué coño es la tarantela? Pues yo lo explico con mucho gusto: La tarantela no es otra cosa que queso de bola macerado con aceite oliva virgen, pimienta negra molida y un chorrito de whisky. Tiene un sabor muy peculiar y es posible que no guste a todo el mundo, pero merece la pena probarlo.

Lo que sí os puedo decir es que todo el que lo prueba y le coge el punto, siempre tiene un tapper en la nevera con uns lonchitas de tarantella. Engancha. Os lo juro por Arzak.


Cocinero en pruebas para esta receta: FABRICCIO COLATE

martes, 8 de mayo de 2007

CORDERO A LA TOSCANA



CORDERO A LA TOSCANA

(para 2 personas con hambre)


INGREDIENTES:


- 2 Paletillas de Cordero

- 2 Patatas

- 2 Tomates

- 1 Cebolla

- 1 Pimiento Verde

- 1 Zanahoria

- 2 Dientes de Ajo

- 1 Hoja de Laurel

- Tomillo


ASÍN SE HACE:

A pesar de no haber estado nunca en Italia, Mari Carmen se atrevió a preparar un exquisito cordero al estilo de la Toscana. ¿Cómo lo consiguió? Ni puta idea. Pero no es algo tan extraño. Seguro que la mayoría de vosotros sabeis hacer ensaladilla rusa sin haber estado jamás en Moscú ¿verdad? Pos eso.

Supongo que es secreto profesional. O mejor dicho, "era", porque yo lo voy a desvelar ahora mismito. Esta es la madre del cordero de esta receta:


Empezamos salpimentando las paletillas y acto seguido las colocamos en una fuente de horno y las engrasamos con un poco de aceite de oliva y tomillo. Encendemos el horno y vamos sintonizando con la ruedecilla hasta coger los 180º Principales.

Mientras coge temperatura, cortamos las verduras en rodajas, incluidas las patatas, y las dejamos caer sobre las paletillas como si estuviéramos vertiendo escombro. No hagais mucho caso a la estética. Lo importante es que cubra el cordero.

Añadimos también el laurel, los dientes de ajo chafados y regamos con 1/2 vaso de agua. Cubrimos la fuente con papel aluminio e introducimos en el horno durante media hora. Recreo.


Pasado ese tiempo, le damos la vuelta a las paletillas y si vemos que no tiene suficiente jugo, le añadimos un poco de agua. Volvemos a cubrir con el papel aluminio y le aplicamos otra media horita de horno. Recreo.




Bueno. Se terminó el jugar al escaquérgoris. Lo siguiente que haremos es retirar el papel aluminio, repetir la operación agua si vemos que el cordero está algo seco y elevar la bandeja del horno a una posición superior para que se dore. Con 15 minutos de horno, suele ser suficiente. Para saber que el cordero está en su punto, le pinchamos con una aguja de hacer ídem y si sale seca es qu.....ah no!!!! Que eso es para los bizcochos.


No importa. Sabremos que está hecho gracias a la vieja y socorrida técnica del: "¡¡hostia, que bien huele!!" . Servimos una paletilla por persona, acompañadas de las verduritas asadas y opcionalmente de puré de patatas o cuscús con pasas y azafran como en la foto. Por cierto. Vaya fotos guapas que hago eh? Parecen de libro de cocina de verdad.


Cocinero en pruebas para esta receta: SANTI RAMISÚ

jueves, 3 de mayo de 2007

PATATAS BOMBAY


PATATAS BOMBAY

(para 4 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1 Kg. de Patatas

- 1 Chile o Guindilla

- 1 Trozo de Jengibre Fresco

- 2 Cucharadas grandes de Mantequilla

- 1 Cucharada grande de Cilantro Picado

- 10 o 12 Tomates Cherry

- Especias Orientales al Gusto


ASÍN SE HACE:

Debido al origen hindú de esta receta, lo primero que haremos para entrar en ambiente, será cortar el culito de un tomate cherry y pegarnoslo entre ceja y ceja. Si veis que se cae, podeis probar con una chincheta roja y así de paso, damos nuestros primeros pasaos como fakires.


Vamos a comenzar poniendo una olla al fuego en la que sumergiremos las patatas ya lavadas pero sin pelar. Mientras se cuecen, vamos recopilando todo tipo de especias orientales que tengais por casa. Al decir "orientales" me quiero referir a los cominos, curry, canela, sésamo, nuez moscada, galanga, cúrcuma, etc..., evitando otras especias más "mediterráneas" como el orégano, el pimentón, el tomillo, el romero y otras hierbas sospechosas. Hasta aqui todo claro no? Bien. Seguimos.


Una vez cocidas las patatas (unos 20 min. aprox., para que no queden excesivamente blandas) las enfriamos bajo el grifo, las pelamos y las cortamos en trozos grandes. Este es el proceso: Cocelas, pelalas, enfríalas y trocealas. A continuación buscamos una sarten grande y ponemos la mantequilla a calentar. Cuando se derrita, añadimos el chile bien picadito y el jengibre rallado. Saltemaos brevemente y comenzamos a agregar las especias sin dejar de remover.


Las proporciones de las especias va un poco en gustos. Yo os recomendaría ser especialmente generosos con el curry y más moderados con los cominos y la canela. Una vez que esten bien mezcladas todas las especias y hayan tomado el aspecto de una crema oscura, agregamos las patatas con cuidado de no romperlas y las volteamos unas cuantas veces en la sarten (hay que tener un brazo como el de Popeye para ésto), hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado bien y las patatas queden bien impregnadas.

Retiramos del fuego y las servimos en una fuente de alimentación, decorándolas con tomates cherry cortados por la mitad y cilantro picado.











Ya veis que no ha hecho falta montar ningun ritual funerario en el Tajo, ni hacer reverencias a ninguna vaca, ni viajar subido en el techo de un tren para conseguir traer la India hasta nuestra casa.

Lo hemos hecho gracias a la magia de la cocina, que algun dia tambien nos servirá para emular a Mecano y en breve ir maquinando la receta para preparar unas riquísimas "Patatas Hawaii".


Ah!!! Ya podeis quitaros la chincheta.


Cocinero en pruebas para esta receta: CECIL ANTRO

MORCILLA de LUXE


MORCILLA de LUXE

(para 2 personas humanas)


INGREDIENTES:

- 1/2 Kg. de Morcillas Variadas

- 1 Chalota

- 50 g. de Pasas

- 50 g. de Piñones

- 2 Claras de Huevo

- 4 Volovanes de Hojaldre (los venden hechos en cualquier hiper)


ASÍN SE HACE:

¿Quien dijo que la morcilla no tiene apenas aplicación en cocina y que es una comida de pastores y de paletos? Hoy vamos a demostrar que lo rústico no tiene por qué estar reñido con lo elegante. Y si no, que se lo digan a Bono.

No al de U2, sino a nuestro José Bono.


Dicho ésto, comenzaremos la receta picando muy fina la chalota y pochándola con un poco de aceite a fuego suave. Mientras tanto, y siempre que no haya riesgo de embarazo, le quitamos los preservativos a la morcilla y la vamos aplastando con un tenedor. Lo ideal sería contar con un surtido de diferentes morcillas, para darle más aliciente a la receta. Si os sirve de ejemplo, yo he utilizado morcilla de arroz de Sotillo (famosa en todo el pueblo), morcilla asturiana de cebolla, morcilla de calabaza, morcilla de manzana y una nueva variedad llamada Morcilla Firefox 2.1 que le va a dar mucho caché, sobre todo al disco duro.

Jejejeje, es broma eh? La morcilla de manzana no existe.


Bien. Cuando veamos que la chalota está bien pochadita, añadimos el contenido de las morcillas, subimos el fuego teniendo cuidado de no quemarnos las cejas (en mi caso haría falta una avioneta de Icona para apagarlas), y removemos bien durante unos minutos hasta ver que la morcilla adquiere un color marrón oscuro homogéneo, casi negro. Agg. Parece otra cosa eh?


Es precisamente el momento de agregar las pasas y los piñones, mezclándolo todo durante dos minutos. Retiramos la sarten del fuego y añadimos las claras sin dejar de remover para que se cuajen. Rellenamos los volovanes con la farsa de morcilla y lo presentamos en una bandeja chula.

Es posible que estas cosas no las coman en palacio (ellos se lo pierden), pero os aseguro que estamos ante una receta de auténtico LUJO. Y que viva el colesterol, coooooño!!!



NOTA: Para los que tengáis el estómago sensible, aconsejo preparar esta receta como entrante de un segundo plato ligero y nunca por la noche. Ya sabéis que la morcilla repite bastante.

Aviso para que no os ocurra lo mismo que al hijo de mi vecino, que la pobró la noche anterior a un examen y aparte de la morcilla, repitió 2º de la E.S.O. (Escuelas Sin Ordenador)


Cocinero en pruebas para esta receta: ALONSO LOMILLO